Mejor suspender la salida a Bolsa de O2

Un ‘brexit’ duro reduciría las ganancias de una OPV de la filial británica de Telefónica

O2
Tienda de O2, filial británica de Telefónica.

Es mejor que Telefónica suspenda la salida a Bolsa de O2. La teleco española ha estado considerando una OPV de su filial de móviles británica desde que los reguladores bloquearon la venta del negocio el año pasado. Teniendo en cuenta la preocupación por aliviar la deuda del grupo, el retraso de la operación es la mejor opción para su presidente, José María Álvarez-Pallete López.

La salida parcial a Bolsa de O2 ha estado sobre la mesa desde que las autoridades de competencia europeas vetaron su compra por CK Hutchison, propietario de la red británica de la competencia, por 10.300 millones. Pallete, que el año pasado canceló la salida a Bolsa de Telxius en medio de una baja demanda, anunció en junio que todavía estaba considerando una OPV de O2.

La lógica es fuerte. Una cotización londinense ayudaría a reducir la deuda de Telefónica, haría más fácil valorar el grupo matriz en expansión y crearía una moneda de compra si los reguladores relajan su oposición hacia la consolidación de las telecos británicas.

Las razones para precipitarse se han esfumado. La deuda neta de Telefónica, 48.500 millones de euros a finales de junio, es todavía tres veces las previsiones de los analistas del ebitda de 2017. Pero el flujo libre de caja del grupo está creciendo fuertemente, ayudado por un recorte del dividendo en 2016.

Es cierto que el FTSE 100 británico está cerca de máximos históricos. Un brexit duro dañino económicamente podría debilitar los precios de los valores y de la libra, reduciendo las ganancias de una OPV para Telefónica. Pero es improbable que O2 pueda lograr una valoración completa ahora mismo. La subasta del espectro móvil británico de este otoño está bloqueada en los tribunales. Las empresas de la competencia Three y BT parecen listas para crear problemas en el proceso de subasta que lleven la venta hasta el próximo verano o más tarde incluso.

Si O2 presiona con una OPV antes de que el asunto del espectro se resuelva, la incertidumbre pesará sobre su valoración. La credibilidad de Pallete podría resentirse con otra cancelación de la oferta. Mejor esperar que arriesgar un trabajo mal hecho.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción es responsabilidad de CincoDías

Normas