Los vigilantes de Eulen en El Prat convocan una nueva huelga para el 6 de octubre

La asamblea rechaza el contenido del laudo, pero exige su cumplimiento a la empresa

El grupo de servicios manifestó el viernes que subiría los salarios y congelaba los despidos

huelga aeropuerto el prat
El asesor del comité de huelga de los trabajadores de Eulen en los controles del aeropuerto de Barcelona-El Prat, Juan Carlos Giménez, a su llegada a la asamblea de esta mañana.

Los trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que se encargan de los controles de seguridad, han decidido convocar una nueva huelga a partir del viernes 6 de octubre, esta vez para exigir a la empresa que cumpla con el laudo obligatorio que el árbitro, Marcos Peña, publicó la semana pasada.

El asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha subrayado que eso no quiere decir que vean con "buenos ojos" el laudo, cuyo contenido la misma asamblea ha rechazado por unanimidad.

"Queremos que se cumpla aquello que no queremos, pero que es a lo único a lo que nos podemos acoger y no se está cumpliendo", ha señalado Giménez en declaraciones a los medios tras la asamblea. En la reunión se ha puesto sobre la mesa que el día a día de los trabajadores es "peor" ahora que cuando empezó el conflicto.

Giménez ha confiado en que este mes sirva para llegar a un acuerdo con la empresa y ha reclamado que Aena vuelva a sentarse en la mesa para que adquiera el compromiso de respetar las mejoras que incluye el convenio en futuras licitaciones.

En la asamblea de trabajadores de Eulen se ha puesto sobre la mesa que el día a día es "peor" ahora que cuando empezó el conflicto

El compromiso de la empresa

La semana pasada Eulen anunció la readmisión de los dos trabajadores que fueron despedidos por no presentarse a su puesto de trabajo durante el conflicto laboral en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, en cumplimiento del laudo arbitral obligatorio presentado por el presidente del CES el pasado jueves.

En un comunicado, Eulen también se comprometió a incluir en las nóminas del mes de agosto la cantidad correspondiente al complemento salarial establecido en el laudo, de 200 euros mensuales. La empresa tenía previsto, por último, desistir la demanda interpuesta contra el comité de huelga.

Con el laudo de obligatorio cumplimiento, el Gobierno dio por finiquitado el conflicto que ha amenazado con el colapso del segundo aeropuerto de la red de Aena por número de viajeros. El propio ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, apeló a la responsabilidad de los trabajadores para que levantar las huelgas previstas para este mes de septiembre. Lo que no entraba en sus presupuestos es que la asamblea mantuviera vivo el conflicto a la espera de ver gestos tangibles por parte de la empresa.

Normas