La confianza económica de la eurozona vuelve a niveles precrisis

El Indicador de Sentimiento Económico se sitúa en agosto en 111,9 puntos

Moody's pronostica que el PIB de la eurozona crecerá 2,1% este año

La canciller alemana, Angela Merkel, en un acto de campaña en  Berlín.
La canciller alemana, Angela Merkel, en un acto de campaña en Berlín.

La confianza de los consumidores en la eurozona recupera los niveles precrisis. Esto se mide mediante el Indicador de Sentimiento Económico, que publica mensualmente la Comisión Europea. Este índice aumentó ligeramente en agosto, con una subida de seis décimas, hasta situarse en los 111,9 puntos. Se trata de su mejor nivel desde hace diez años, algo que no se veía desde julio de 2007.

Este aumento ha sido consecuencia de una mejora de los indicadores de confianza en la industria y los servicios, que aumentaron 0,6 puntos y 0,7 puntos, respectivamente. En el lado contrario, se registraron caídas en el comercio minorista y en el sector de la construcción.

El índice también tuvo comportamientos diferentes en cada uno de los 19 países que conforman la eurozona. Entre las mayores economías, el índice aumentó 3,6 puntos en Italia, 1,7 puntos en Francia y 1,4 puntos en España, mientras que cayó un 0,6 en Alemania.

A pesar de esta ligera caída en el índice de confianza, Alemania vuelve a ser la locomotora de Europa. La buena marcha de la economía germana ha llevado a Moody's a revisar al alza las previsiones de la eurozona. La agencia de calificación crediticia pronostica que el crecimiento del PIB de los países de la moneda única será del 2,1% este año y del 1,9% en 2018, lo que supone una mejora de tres décimas respecto a la previsión anterior.

"Creemos que el crecimiento de la economía de la eurozona superará las previsiones este año y el próximo, como ya pasó en 2016, impulsado por un sólido impulso en Alemania", señala la agencia en su informe. Alemania creció un 2% en la primera mitad del año y tiene previsto celebrar elecciones en septiembre, cuyas encuestas lidera la canciller Angela Merkel, que aspira a su cuarto mandato. Moody's ha revisado al alza las previsiones de Alemania, cuya economía la agencia espera que crezca un 2,2% en 2017 y un 2% en 2018, respecto al 1,6% asignado para ambos ejercicios anteriormente.

"Los sólidos indicadores en los países de la zona del euro sugieren que el crecimiento debería acelerarse durante el resto del año, mientras que el indicador de confianza del consumidor a un máximo de 16 años es un buen augurio para la recuperación impulsada por el consumidor ", ha señalado Madhavi Bokil, vicepresidente de Moody's y autor del informe.

Al igual que Alemania, la agencia de calificación también ha revisado al alza las previsiones de países como Francia, Italia, China, México, Japón, Turquía y Corea del Sur. Moody's cree que existen razones para que la expansión económica continúe en estos países en 2018. La agencia mantiene su pronóstico para el crecimiento económico del G20 ligeramente superior del 3% para este año y el próximo. 

Moody's pronostica que Francia crezca un 1,6%, tanto en 2017 como en 2018, gracias al impulso a la recuperación debido a las exportaciones y la inversión pública. "La economía francesa se expandió por tercer trimestre consecutivo un 0,5% en el segundo trimestre, impulsada por las exportaciones netas y la inversión. La confianza del consumidor cayó en julio de 2017, pero sigue siendo alta. El aumento de la confianza de las empresas y el plan de inversiones a gran escala del gobierno [de Emmanuel Macron] por un valor de 50.000 millones durante los próximos cinco años seguirán apoyando la inversión", asegura el informe sobre la economía gala.

Una de las razones que la agencia alega para revisar al alza tantas economías es la política monetaria laxa aplicada por los principales bancos centrales. "La política monetaria en Estados Unidos debería seguir endureciéndose este año y el próximo. Moody's también espera que la política monetaria de la zona del euro se vuelva menos flexible en 2018, siempre que el actual impulso de crecimiento permanezca intacto", asegura el informe. 

La agencia señala cuatro potenciales riesgos que pueden tener impacto en la economía a nivel global: los eventos geopolíticos relacionados con conflictos en Corea, China y Oriente Medio; un cambio en el comercio estadounidense hacia el proteccionismo; la volatilidad de los mercados financieros debido a los cambios de expectativas sobre las políticas monetarias y los efectos indirectos imprevistos de la aplicación por China de las medidas de desapalancamiento.

A diferencia del optimismo con los anteriores países, Moody's enfría sus expectativas respecto a Estados Unidos. No es el único país rebajado, también India, Arabia Saudí y Sudáfrica. La agencia pronostica que la economía estadounidense crecerá un 2,2% en 2017 y un 2,3% en 2018, dos décimas menos de lo anticipado anteriormente para cada ejercicio. "Las revisiones de 2017 son el resultado de un crecimiento más flojo de lo esperado en la primera mitad del año, mientras que la de 2018 refleja que los estímulos fiscales sean más modestos de lo que se esperaba anteriormente", señala el informe.

Normas