Un belga en la corte de los Gallardo para relanzar Almirall

Peter Guenter deberá abordar la entrada de dos nuevos fármacos

La cotizada, de control familiar, busca levantar las ventas en EE UU

Almirall Ampliar foto

Ya no había química entre Jorge Gallardo y Eduardo Sanchiz”, comenta una fuente conocedora de la relación entre ambos directivos tras conocer este lunes que Almirall sustituía a su consejero delegado. Sanchiz sale, un hombre con un perfil financiero, y le releva el belga Peter Guenter, hasta ahora vicepresidente mundial de Sanofi, con un perfil comercial.

La salida de Sanchiz, que no había sido anunciada previamente, no ha sorprendido internamente ni en el mercado. La compañía no pasaba por los mejores momentos. Las vías abiertas del hasta ahora consejero delegado han descarrilado. Su apuesta por el negocio de la dermatología –tras la venta de la joya de la corona, la división respiratoria a AstraZeneca en 2014– no ha conseguido de momento los frutos deseados. Además, el negocio de EE UU está en medio de una catástrofe, con una caída del 68,2% de las ventas en el primer semestre, lo que ha arrastrado al laboratorio presidido por Jorge Gallardo a entrar en pérdidas y a realizar un profit warning en julio que ha hundido el valor de la acción más de un 30%.

Sanchiz llegó a convertirse en consejero delegado de Almirall en 2011 frente al otro candidato interno, Luciano Conde, quien tenía una experiencia más comercial. Precisamente la carencia en ese área, y en internacional, ha sido lo que ahora le ha tumbado. La compañía anunció este lunes que la sustitución se debía a un plan interno de sucesión y se conoce la voluntad real del ejecutivo por jubilarse. De hecho, una fuente explica que hace unos meses algún directivo internacional de la industria farmacéutica fue contactado por un headhunter para ocupar ese puesto. Aunque también es cierto que internamente se intuía desde hace meses la debacle que se avecinaba, según fuentes conocedoras del laboratorio, y que describen “la desmotivación” reinante en la plantilla tras varios procesos de despidos.

El sustituto llega con una gran experiencia comercial e internacional. Peter Guenter, belga, ha sido director comercial y de cardiología y diabetes de Sanofi. Era miembro de su comité global de dirección. La salida de la multinacional francesa, tras 22 años en la casa, no ha sorprendido ya que es relativamente habitual en esos perfiles, pero sí ha causado asombro el destino, cuentan empleados en París.

Almirall, aunque cotizada, no deja de ser una empresa controlada por la familia Gallardo, que en una acción concertada son dueños del 66% del laboratorio barcelonés (junto al vicepresidente y menor accionista Daniel Bravo). Es una farmacéutica que cuenta con el 75% del negocio en el exterior pero donde permanece el estilo familiar. Jorge Gallardo (Barcelona, 1941), presidente, ingeniero y que ha liderado brillantemente durante décadas la parte de I+D y producción, continúa al frente, mientras su hermano Antonio dio un paso atrás. La siguiente generación está representada en el consejo de administración, pero no ocupa posiciones ejecutivas. Lo que el presidente ha querido, explican las fuentes, es “dar un volantazo” para enderezar el rumbo.

Guenter, que toma el relevo el 1 de octubre, tiene por delante el reto de llevar a buen puerto el negocio americano. Pero también debe afrontar el poner en el mercado dos nuevos fármacos. El primero de ellos es un producto biológico frente a la psoriasis, para el que Almirall tiene los derechos en Europa.

Otros dos directivos clave

Los malos resultados provenientes de EE UU, donde la facturación en su principal negocio, el dermatológico, cayó un 68%, ha provocado también el relevo del responsable de su filial Aqua, Ted White, quien llevaba un año en el cargo. Le sucede Ron Menezes, con experiencia en dermatología en ese país.

El perfil internacional de la dirección también se reforzó en enero, con la incorporación de David Nieto como responsable financiero. Este ejecutivo era hasta ese momento director financiero en Alcon Laboratories, la unidad oftalmológica de Novartis.

Normas