Recibirá alrededor de 1.567 millones de euros en dos pagos

Almirall vende su negocio respiratorio a AstraZeneca

La compañía ha obtenido un beneficio neto hasta junio de 19,1 millones de euros, un 8,5% más

Centro de Investigación de Almirall
Centro de Investigación de Almirall

Almirall ha acordado la venta a AstraZeneca de los derechos de su franquicia respiratoria por un importe aproximado de 2.095 millones de dólares (unos 1.562 millones de euros), según ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, Almirall recibirá un pago inicial de 875 millones de dólares (652,7 millones de euros) una vez cerrado el acuerdo, al que se añadirán otros pagos en el futuro que podrían alcanzar los 1.220 millones de dólares (unos 910 millones de euros) y que estarían vinculados al lanzamiento de nuevos productos y ventas.

Al cierre de la transacción, AstraZeneca será propietaria de los derechos de desarrollo y comercialización del negocio respiratorio actual de Almirall, incluyendo derechos por ingresos procedentes de alianzas con terceros, así como el pipeline en investigación de nuevas terapias.

En virtud de este acuerdo, Almirall Sofotec, filial de Almirall centrada en el desarrollo de inhaladores avanzados, será también transferida a AstraZeneca.

Almirall ha resaltado que esta operación refuerza su posición financiera y que tendrá resultados positivos “inmediatos”.

Como consecuencia de esta operación, y tras realizar las pertinentes consultas con los representantes de los trabajadores, “un número significativo” de empleados dedicados al negocio respiratorio, incluyendo los empleados de Almirall Sofotec, serán transferidos a AstraZeneca.

La transacción, sujeta a las correspondientes autorizaciones, se completará antes de finales de este año.

Un 8,5% más en beneficio

Por otro lado, la farmacéutica española hizo anoche públicos sus resultados empresariales del primer semestre. Ha logrado un resultado neto de 19,1 millones hasta junio, un 8,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos totales ascendieron a 433,4 millones de euros, un 5,6% más, que comprende las ventas netas de 403,7 millones (+17,4%) y otros ingresos de 29,7 millones (-55,4%), éstos últimos reflejan una menor contribución de los gastos de I+D y un menor número de hitos alcanzados por parte de los socios comerciales.

El margen bruto hasta el 30 de junio se situó en 281,1 millones de euros (+69,9% de las ventas netas), y, como consecuencia de la aceleración de las ventas netas y de la estabilidad de costes, el Ebit y el Ebitda aumentaron a 19,1 millones de euros (+148,1%) y 61,4 millones de euros (+46,9%), respectivamente.

El resultado neto y el resultado neto normalizado se situó en 19,1 millones de euros, un 8,5% más que en el primer semestre de 2013.

El consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz, ha asegurado que la tendencia positiva observada en el primer trimestre continúa en el segundo, y ha destacado como “muy satisfactorio” el progreso de las plataformas de crecimiento, que representan el 44% de las ventas netas después de crecer un 63% respecto al primer semestre de 2013.