Las cadenas minoristas que resisten al vórtice atractor de Amazon

El mercado les está dando valoraciones comparables o mejores que las del gigante

Home Depot, AutoZone y Ross Stores son algunas de ellas

Cartel en un supermercado Whole Foods de San Diego (California, EE UU).
Cartel en un supermercado Whole Foods de San Diego (California, EE UU).

El vórtice de Amazon no lo absorberá todo. Ese es el veredicto de los inversores en el sector minorista. Entre los potenciales competidores del gigante, algunos, como Home Depot, pueden tener recursos para resistir. El mercado les está dando valoraciones comparables o mejores que las de Amazon.

La empresa de Jeff Bezos ya está causando daños propios del huracán Harvey en el paisaje de las compras. Y eso se intensificará esta semana, cuando complete la adquisición de los supermercados Whole Foods. Se ha comprometido a bajar los precios, aplastando a las acciones de los competidores.

Pero no todas las cadenas minoristas van por el mismo camino. Las ventas de comercio electrónico representaron en EE UU el 9%, unos 111.000 millones de dólares, de las ventas al por menor totales en el segundo trimestre. En ese mismo período, Amazon registró 22.000 millones en ingresos en América del Norte, lo que sugiere que todavía hay muchos dólares por los que competir.

Es cierto que los inversores están apostando a que Amazon se llevará una gran parte, y valoran su patrimonio y deuda en unas 1,5 veces los 300.000 millones de ingresos proyectados para 2020. Sin embargo, Home Depot, el campeón del bricolaje, supera a Amazon con 1,8 veces las ventas proyectadas. Eso puede reflejar el hecho de que el 40% de sus ventas online se recogen en sus más de 2.200 tiendas físicas.

La cadena de componentes de automóvil AutoZone también puede considerarse una resistente. Cotiza a 1,5 veces las ventas de 2020, un reconocimiento a haber creado una cadena de suministro que minimiza el inventario sin dejar de cumplir con los pedidos de los clientes.

Y con 1,4 veces las ventas proyectadas en 2020, Ross Stores, que vende ropa a precios razonables en más de 1.500 puntos físicos, obtiene una valoración cercana a la de Amazon.
Una vez haya terminado de aplastar el negocio de comestibles Bezos puede fijar las vistas de Amazon en los componentes de automóvil, la ropa barata y los accesorios de bricolaje. Por ahora, sin embargo, el mercado está apostando a unos pocos focos de calma.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas