ibex 35
El gobernador del Banco Central de Japón junto a Janet Yellen y Mario Draghi en Jackson Hole. REUTERS

Draghi advierte en EE UU de que el proteccionismo es un riesgo para el crecimiento mundial

La falta de señales al mercado por parte de Yellen daña el dólar

El euro sube un 0,6% a máximos desde enero de 2015 y el Ibex cede un 0,39% semanal

La cita más esperada de agosto para los mercados se hizo esperar hasta el viernes, cuando el Ibex cerró la semana con una caída del 0,39%, en los 10.345,3 puntos, tras ceder un 0,12% en la sesión. La Bolsa negoció 832 millones en la última jornada de la semana, una cifra mínima, a años luz de la media diaria de agosto de 1.500 millones.

El cónclave de banqueros centrales que se celebra anualmente en Jackson Hole (EE UU), contaba con unas expectativas altas en el mercado. La búsqueda de pistas sobre cuándo se iniciará la retirada de los estímulos por parte del BCE, en qué momento Mario Draghi decretará las subidas de tipos y si EEUU volverá a elevar el precio del dinero en 2017 son las incógnitas para las Bolsas.

Principales cotizaciones

Petroleo Brent 56,510 0,142%
USD x EUR 0,8338 -0,406%
EUROSTOXX 50 3.542,14 0,07%
IBEX 35 10.295,30 -0,02%

Draghi dijo este viernes que el proteccionismo supondría un riesgo serio para el crecimiento continuado de la productividad y de la economía mundial. En su discurso en la citada conferencia de Jackson Hole, defendió los mercados abiertos y organizaciones como la Organización Mundial del Comercio (OMC) y no hizo referencias explícitas al tipo de cambio del euro. En este sentido, indicó que el libre comercio y la cooperación global son vitales para el crecimiento económico. En cualquier caso, Draghi afirmó que la “recuperación global se está consolidando” pero que hay que mejorar la competitividad.

Con anterioridad, la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, dio el pistoletazo de salida al simposio, el primero en tres años al que acude el presidente del Banco Central Europeo y posiblemente el último para Yellen, que finaliza en febrero de 2018 su mandato.

La jefa de la Fed no anticipó ninguna idea sobre cuándo iniciará la institución continuará con su subida de tipos. Centró su discurso en la defensa de las reformas financieras realizadas en EE UU durante la crisis económica y en instar a que las reformas futuras sean “modestas” dado que las ya realizadas han hecho un sistema financiero más fuerte.

En el mercado de divisas, los acontecimientos se precipitaron después de las palabras (o la falta de ellas) de Yellen. El euro se disparó frente al dólar (o mejor dicho, la divisa estadounidense cayó frente al billete verde) un 0,6%, hasta los 1,186 dólares, máximos desde enero de 2015. Draghi habló con los mercados europeos más que cerrados y tampoco dio ninguna pista en política monetaria. Lo que está claro es que el programa de estímulos europeo estará blindado hasta diciembre con 60.000 millones de compras mensuales. Para ver que ocurre con él habrá que esperar hasta el 7 de septiembre. 

La reacción en el mercado de deuda estadounidense también respondió a lo esperado. La rentabilidad del bono a 10 años bajó ligeramente tras el discurso de Yellen hasta el 2,175% frente al 2,2% anterior. Curiosamente, también el interés en la deuda soberana europea se resintió. El del bono español a una década bajó 0,003 puntos, hasta el 1,482%, mientras que el bund alemán cayó 0,002 puntos, hasta el 0,381%.

Con los mercados de renta variable y renta fija pendientes de Jackson Hole la semana fue un impasse a la espera de novedades que saquen de la inercia de agosto a las Bolsas, más allá del temor a un posible cerrojazo de Trump al Gobierno federal si el Congreso no aprueba la financiación para la construcción del muro mexicano.

Metales y petróleo

El viernes, Técnicas Reunidas y Arcelor Mittal se revalorizaron un 0,85% y un 0,56%, respectivamente, gracias al empuje de la cotización de los metales. Siemens Gamesa sumó un 0,73% tras los castigos de las jornadas previas e Indra se revalorizó un 1,29%. Dia, con una caída del 1,47%, y Cellnex (–2%) fueron los más penalizados de la sesión.

En la semana, Acerinox, subió un 5,1% e Indra, un 5,6%. El sector bancario se convirtió en el actor secundario de la semana a la espera de las palabras de Mario Draghi. Las idas y venidas fueron la tónica habitual en las últimas cinco sesiones, aunque triunfaron las órdenes de venta. Así, Santander cayó un 0,36% en la semana;BBVA, un 0,57%; Sabadell un 1,38%; Bankia, un 1,49%;CaixaBank, un 1,09%, y Bankinter, un 1,22%.

El valor más penalizado fue la hotelera Meliá, que retrocedió un 3,39% en la semana posterior a los ataques terroristas en Barcelona.

En el mercado de materias primas, los metales industriales, con el cobre a la cabeza continuaron sus subidas, mientras el oro se mantuvo estable en torno a los 1.300 dólares por onza.

El petróleo Brent se sitúa por encima de los 52 dólares por barril a la espera de nuevas pistas sobre la próxima reunión de la OPEP de noviembre y el arranque de la temporada de huracanes en Estados Unidos.

Normas
Entra en EL PAÍS