Recorta el gasto financiero y renovará su apuesta por las emisiones en el MARF

El dividendo se dispara un 40% hasta los 50 millones

Abona 75 millones al jeque catarí como anticipo de los intereses

Recorta el gasto financiero y renovará su apuesta por las emisiones en el MARF

Tras un ejercicio, 2015, en el que El Corte Inglés puso el foco en reducir la deuda financiera neta, el grupo cerró el pasado año con un pasivo de 3.877 millones, con un ligero incremento del 1,3%. En este caso, el grupo tiene en el punto de mira en reducir los costes de la deuda. En concreto, redujo el gasto financiero en 61 millones de euros, hasta los 197 millones.

La compañía se muestra "muy cómoda" con este nivel de deuda, según señalan fuentes oficiales del grupo. Por ello, para los próximos años mantendrán la búsqueda de financiación más barata, reduciendo más sus gastos financieros.

En ello tendrá un papel importante el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF). La compañía se estrenó en diciembre de 2015 y hasta la fecha ha emitido más de 973 millones de euros en pagarés con vencimiento inferior a tres meses, un saldo medio de 194 millones de euros. Con ello ha logrado reducir en un 31% de media el coste de esta deuda.

Fuentes de la compañía aseguran que cuando cierre a finales de año este programa renovarán su apuesta por este mercado de renta fija. Además, se muestra abierta a buscar nuevas vías que permitan diversificar las formas de financiación. En estas alternativas no se encuentra, por el momento, la salida a Bolsa. Pese a que el presidente Dimas Gimeno aseguró en mayo que se plantearían debutar en el parqué "si era bueno para el negocio", la compañía defiende que no tiene ningún plan al respecto sobre la mesa.

Uno de los mayores recortes a la deuda del grupo la dio en 2015 la entrada de Primefin, sociedad inversora del jeque catarí Hamad Bin Jassim Al Thani, en el accionariado. El grupo selló un crédito de 1.000 millones de euros convertibles en acciones, por el cual se hacía con el 10% de la empresa y lograba un asiento en el consejo de administración.

El acuerdo, que ahora cumple dos años, contemplaba el pago de unos intereses que equivalían al 2,25% de las acciones del grupo a los tres años, por lo que su participación crecería al 12,25% al acabar el periodo. Sin embargo, según figura en las cuentas anuales consolidadas, el inversor catarí ha solicitado un anticipo en efectivo correspondiente a los intereses del ejercicio 2016.

Así, la compañía ha abonado 75 millones de euros al accionista. En caso de que, cumplido el plazo acordado, Al Thani prefiriera recibir las acciones hasta alcanzar el 12,25% del capital, éste debería devolver el pago recibido. La participación del jeque podría ser incluso superior en caso de que el grupo no alcanzara una serie de objetivos de negocio, especialmente ligados a la evolución del ebitda. Sin embargo, fuentes de la empresa aseguran que hay tranquilidad y que para 2018, cuando se cumple el contrato, se habrán alcanzado dichas exigencias.

Además, el inversor catarí se anotará otros cinco millones de euros de los 50 que la empresa repartirá en forma de dividendos con cargo a los resultados. Se trata de un incremento del 42% frente a la retribución al accionista de 2016, cuando se destinaron 35 millones, y el doble de lo abonado en 2014, el año anterior a la entrada de Primefin en el accionariado. Por otro lado, la empresa destinará 71 millones del resultado a aumentar las reservas voluntarias.

13 millones en retribuciones al Consejo

El consejo de administración de El Corte Inglés percibió en 2016 un montante total de 13,06 millones en concepto de retribuciones. De los cuales, 3,8 corresponden con sueldos y 9,26 a otros conceptos. Los consejeros no percibieron ninguna contraprestación en concepto de dietas, planes de pensiones, indemnizaciones por cese, ni pagos basados en instrumentos de patrimonio.

La retribución al consejo aumentó en 2016 un 15,7% con respecto a 2015. Entonces el grupo dedicó 11,28 millones en pagos a los consejeros: 4,35 en sueldos y 6,93 en otros conceptos.

Normas