El fundador de Uber, Travis Kalanick
El fundador de Uber, Travis Kalanick EFE

Uber pierde 645 millones de dólares en el último trimestre

En 2016 la empresa de transporte privado perdió 3.000 millones de dólares

Generó unos ingresos de 8.700 millones de dólares

La compañía con sede en San Francisco ha presentado sus resultados del último trimestre. Durante estos últimos meses, Uber logró reducir sus pérdidas a los 645 millones de dólares, un 9% menos que los 708 millones del anterior trimestre.

Solo en 2016 la empresa de transporte privado perdió 3 mil millones de dólares. Estos resultados negativos tan abultados y continuos son un hecho sin precedentes en Sillicon Valley, donde los inversores han comenzado a replantearse su valoración sobre Uber.

Esta misma semana, los principales fondos accionistas han rebajado la valoración de sus respectivas participaciones en torno al 15%.Vanguard Group, Principal Funds, y Hartford Funds la han dejado en 41,76 dólares por acción. T. Rowe Price Group ha disminuido su previsión un 12% hasta los 42,70.

Desde 2010 Uber ha levantado 15.000 millones de dólares de distintos fondos, lo que le ha permitido seguir operando pese a estas enormes pérdidas. La compañía también ha indicado que cuenta 6.600 millones de dólares en caja un ligero descenso frente a los 7.200 que tenía en el primer trimestre.

No obstante, el número de viajes se ha incrementado un 150% frente al año pasado. Estos trayectos generaron unos ingresos de 8.700 millones de dólares durante el trimestre, 1.200 más que en el anterior plazo. Este crecimiento se debe principalmente a su entrada en nuevos mercados, donde ha tenido una buena acogida. Además en países con una importante cuota de mercado como Rusia, Uber se ha aliado con su principal competidor, Yandex, para combinar ambos negocios y no continuar con una feroz guerra de precios.

Este aumento de trayectos ha generado que los ingresos netos asciendan a 1.750 millones de dólares, 250 millones más que en el pasado trimestre.

La compañía aún continúa buscando un nuevo CEO que sustituya a Travis Kalanick. El creador de Uber dejó la empresa en junio empujado por los accionistas a raíz de los numerosos escándalos vinculados a una cultura empresarial considerada demasiado agresiva.

Entre estos escándalos destacan el despido de 20 empleados por acosar sexualmente a varias compañeras y la utilización de un programa informático llamado Greyballpara evadir a las autoridades en aquellas ciudades donde su uso estaba prohibido.

Normas
Entra en EL PAÍS