Artyco, los apasionados del marketing que convierten a fans en clientes fieles

La compañía, que comenzó hace 22 años diseñando carteles y cupones, transforma datos de marcas como Mercedes-Benz y Mahou San Miguel en información valiosa

Interior de la sede de Artyco en Las Rozas, Madrid
Interior de la sede de Artyco en Las Rozas, Madrid

“Somos como fabricantes de pan, no vendemos pan industrial. Cada uno tiene un gusto, por lo que ofrecemos una solución adaptada a la necesidad del cliente”. Así define a Artyco su director de estrategia e innovación, Ignacio Escolano.

Pero ¿cuál es esa solución que proporciona la compañía a sus clientes? Artyco se dedica a gestionar las relaciones de las empresas con sus usuarios. Para ello, diseña estrategias de CRM (customer relationship management, por sus siglas en inglés), herramienta que permite unificar y centralizar toda la información valiosa del destinatario de manera sencilla y organizada. Para una mayor aproximación a su cliente, este instrumento viene acompañado de servicios de marketing relacional, una estrategia de mercado centrada en la retención de proveedores, la satisfacción y el valor del tiempo del consumidor.

Los productos que ofrecen están basados en diseño web, comercio y correo electrónico, marketing móvil, gestión de redes sociales y publicidad. Para llegar a ser un pequeño gigante, Artyco ha trabajado de la mano de grandes marcas, como la automovilística alemana Mercedes-Benz o la firma cervecera española Mahou San Miguel. 

Origen

Todo empezó en un almacén de Coslada (Madrid), donde tres amigos decidieron dedicarse a la cartelería postal. “Cuando empezamos teníamos tanto trabajo que incluso pasábamos noches sin dormir”, relata Escolano.

Pero no fue hasta 1995, fecha que señalan como el inicio de Artyco, cuando se establecieron en la madrileña calle Arenal, encima de la famosa discoteca Joy Eslava, dando comienzo así a su empresa de marketing relacional y CRM.

“Comenzamos como un servicio de marketing directo y promocional en el que el dato prácticamente no importaba”, reconoce el director de estrategia e innovación, quien recuerda que después de una campaña los cupones se tiraban a la basura. El emprendedor también cuenta cómo el apoyo de sus familias fue fundamental para sacar adelante el negocio

“Recién salidos de la carrera encaminamos nuestro propio negocio con muchas ganas de hacer cosas por nuestra cuenta”, afirma Escolano. Tres años después, Artyco se trasladó al municipio madrileño de San Sebastián de los Reyes y en 2001 lo hizo al de Las Rozas, donde se encuentra actualmente.

La cifra

Ignacio Escolano
Ignacio Escolano, fundador de Artyco.

4,5 millones de euros factura la empresa al año. El nivel de ventas, que ha proporcionado beneficios, se ha mantenido en los últimos cuatro años. Los únicos en los que el fundador de Artyco recuerda haber tenido pérdidas fueron los dos primeros.

Con el tiempo, y debido al auge de la digitalización, se vieron obligados a evolucionar para convertir su proyecto en lo que es hoy: un proveedor que desarrolla estrategias de CRM que factura 4,5 millones de euros al año.

La evolución era evidente, pues con la idea de analizar la información y conocer bien a los clientes que participaban en una promoción, empezaron a ofrecer unos servicios distintos. De esta forma surgieron los departamentos de análisis de datos e informática, lo que supuso ganar competitividad y originalidad en el negocio.

En este “sueño”, como lo llama Escolano, quien, además de director de estrategia e innovación, es uno de los socios y fundadores, también se embarcaron Óscar Domínguez, socio y director de operaciones financieras, y José María Izuzquiza Marirrodriga, que actualmente no continúa en la empresa.

Así, con la formación del director de estrategia e innovación, licenciado en Económicas y estudios de analítica y base de datos; de Domínguez, licenciado en Derecho y Publicidad y ejecutivo de cuentas en la empresa de marketing y publicidad Cosepro (dueña del 51% de Artyco entre 1998 y 2004), y de Izuzquiza, con una larga trayectoria comercial en compañías del Ibex 35, nació este grupo de marketers geeks (frikis del marketing), como se hacen llamar ellos mismos.

Éxito

No obstante, su crecimiento se vio acelerado gracias a Mercedes-Benz, cliente con el que Artyco rozó (y llegó) al éxito tras ofrecerle sus servicios por primera vez hace 17 años, motivo por el que consiguió crecer hasta convertirse en lo que es hoy, “una combinación de analítica, técnica y estrategia”. La compañía madrileña ha colaborado en varias ocasiones con la marca de vehículos alemana, pero la más reciente fue durante el Salón del Automóvil de Madrid de 2016, donde Mercedes-Benz buscaba sacar todo el partido posible a su presencia en el evento, apoyar la estrategia comercial con acciones en línea y ofrecer una experiencia en el punto de venta aplicando una estrategia de marketing de proximidad.

Mercedes-Benz
Servicio wifi desarrollado por Artyco para los visitantes del pabellón de Mercedes-Benz en el Salón del Automóvil de Madrid 2016.

La solución propuesta por Artyco durante dicha colaboración, fue la puesta en marcha de un sistema de señal wifi para los visitantes al pabellón de Mercedes-Benz. El usuario que se registraba podía disfrutar de Internet gratis en su móvil. Así, la marca pudo seguir en tiempo real el recorrido del cliente por la feria, lo que le permitió enviar comunicaciones personalizadas de acuerdo con los intereses de los registrados.

Los resultados fueron eficaces, pues se recabó información de los usuarios y se obtuvieron nuevas bases de datos. De este modo pudieron enviar ofertas personalizadas en tiempo real a los visitantes.

La compañía siguió creciendo, por lo que llegó el momento de ampliar todavía más las fronteras. Aumentar la plantilla fue el siguiente paso. “Duplicamos nuestro personal, crecimos en número de clientes y diversificamos en cuanto a sectores de actividad”, cuenta el socio fundador.

Este crecimiento no podía ser ajeno a la transformación digital y, junto con ello, a las nuevas estrategias de sus clientes para acercarse a los consumidores. En ese entonces, las empresas se dirigían a los usuarios de forma masiva a través de un único mensaje, mientras que ahora primero intentan conocer quién está detrás para ofrecerle lo que realmente necesita.

Este cambio hacia la presencia en la red no supuso el total abandono del papel, pues, tal y como explica Escolano, “todavía hay compañías que prefieren trabajar con esta herramienta”. Para las que sí se adaptaron, en cambio, Artyco ofrece una estrategia omnicanal, la combinación de lo físico con lo digital, lo que ha supuesto el desarrollo de servicios de software que llegan al cliente de manera muy personalizada.

Servicios

De todos sus productos, Escolano destaca Lead on Site y Guest2Customer. El primero de ellos es un software que permite conocer las necesidades del cliente en línea y en tiempo real, mientras que Guest2Customer brinda la oportunidad de averiguar el comportamiento del usuario en el punto de venta.

Mahou San Miguel
Artyco desarrolló un sistema para orientar las campañas publicitarias de Mahou San Miguel en redes sociales.

Estas herramientas han sido utilizadas por algunos usuarios con los que Artyco ha conseguido exitosos resultados, como es el caso de Mahou San Miguel, marca para la que desarrollaron una estrategia de business intelligence, habilidad en el mundo del marketing en la que se transforman los datos en información, y la información en conocimiento, de forma que se pueda optimizar el proceso de toma de decisiones en los negocios. Dicha estrategia permitió medir la fidelización de los seguidores de la marca en redes sociales y así orientar las campañas publicitarias.

Tras este recorrido, que tuvo como punto de partida la cartelería postal y los ha convertido en una empresa que factura 4,5 millones de euros al año, Escolano asegura que “nuestro campo seguirá siendo el marketing relacional y el CRM; somos buenos en esto y no queremos cambiar”, pues de acuerdo con sus previsiones, su facturación crecerá el próximo año un 20%.

Datos de interés

Artyco
Empleados de la oficina de Artyco en Madrid trabajan bajo la supervisión del responsable de marketing, Emilio Fernández Lastra (al fondo).

Clientes. La compañía trabaja para 80 empresas de los sectores automovilístico, electrónica, bebidas, inmobiliario, carburantes, fitness, eventos, joyería, etc.

Dueños. En 1998, el 51% de la compañía fue comprado por la empresa de marketing y publicidad Cosepro, pero en 2004 sus fundadores recuperaron el 100%.

Trabajadores. La plantilla de Artyco, de 80 empleados, está integrada por ingenieros, estadísticos, economistas, administradores de empresa, especialistas en mercadotecnia, psicólogos y comunicadores.

Casos de éxito. Imaginarium, Cepsa, Gucci, Metrovacesa, la bodega Ramón Bilbao o la gestora de centros deportivos Inacua, entre otros, son algunos de sus clientes.

Previsiones. Artyco estima que la facturación de la compañía crecerá un 20% en 2018.

Normas