Sareb aún tiene 1.700 viviendas libres disponibles para fines sociales

El 'banco malo' seleccionó 4.000 inmuebles para ceder a las administraciones públicas

De momento destina unas 2.300 a alquileres asequibles para colectivos con problemas

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen.
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen.

La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria, Sareb, cuenta aún con otras 1.700 viviendas para destinar a fines sociales, de la cartera de 4.000 inmuebles que seleccionó para ceder a administraciones regionales y locales para ayudar a atender emergencias sociales.

Así lo recoge el último informe del FROB, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, en relación con el llamado banco malo, del que el Estado posee la mayor participación. La sociedad creada para descargar de su losa inmobiliaria tóxica a la banca rescatada, o asistida con fondos públicos, ha ido identificando inmuebles de su cartera con los que ayudar a paliar la situación de colectivos en riesgo de exclusión por medio de convenios con comunidades autónomas y ayuntamientos. Sareb ofrece “alquileres alternativos asequibles”.

Mediante estos programas, Sareb ha puesto a disposición de las distintas instituciones un stock de 4.000 viviendas para fines sociales. En 2014, el banco malo alcanzó un primer acuerdo con la Generalitat de Cataluña, al que siguieron, ya en 2015, otros convenios con los Gobiernos del País Vasco, Galicia, Aragón, Baleares, Castilla y León y Canarias, así como con el Ayuntamiento de Barcelona. En 2016 sumó acuerdos con Cantabria, Navarra, Andalucía y Extremadura, y con las ciudades de Madrid, Málaga, Sevilla y San Sebastián de los Reyes.

A cierre de julio de este año, según los datos recopilados por Efe, Sareb tenía comprometidas unas 2.300 viviendas. De este modo, la sociedad que dirige Jaime Echegoyen cuenta aún con otras 1.700 viviendas para uso social.

Actualmente, los responsables de Sareb mantienen conversaciones con otras comunidades y ayuntamientos para la asignación de más inmuebles, como es el caso de los Gobiernos autonómicos de Castilla-La Mancha y Murcia, o los Ayuntamientos de Hospitalet, Getafe, Alcobendas, Parla y Santander.

Sareb vendió 9.740 inmuebles en el primer semestre de 2017, un 70 % más que en 2016, que junto a la adjudicación de préstamos le reportaron unos ingresos de 1.710 millones, un 21%_más. El banco malo se prepara para lanzar una parte de su stock al mercado a través de una socimi hacia finales de año.

Normas