Las grandes telecos aceleran su crecimiento y mejoran previsiones para 2017

Telefónica y Deutsche Telekom revisan al alza sus estimaciones para 2017

Las operadoras se ven favorecidas del avance en el 4G y la fibra, junto con las subidas de precios y la menor competencia

Una usuaria envía un mensaje con su teléfono móvil.
Una usuaria envía un mensaje con su teléfono móvil. Getty

Las grandes telecos europeas ya se han examinado de las cuentas del primer semestre del año. Las compañías parecen acelerar su crecimiento y dejar atrás el estancamiento y el deterioro de los anteriores años, como consecuencia de las guerras de tarifas. Incluso, algunas de las operadoras han mejorado sus previsiones para el conjunto del ejercicio. El crecimiento en áreas como el 4G y la fibra óptica, junto con la menor presión competidora y las subidas de precios fueron claves para la mejora de las cuentas.

En este sentido, Telefónica elevó sus ingresos un 3,4% en términos reportados y un 2,3% en términos orgánicos en el primer semestre, hasta alcanzar los 26.091 millones de euros. En el mismo periodo del ejercicio anterior, el crecimiento orgánico había sido del 1,3%, mientras que en términos reportados, el volumen de negocio había descendido un 7,7% como consecuencia del impacto de las variaciones de los tipos de cambio.

En el segundo trimestre, el crecimiento orgánico registrado por Telefónica fue del 3,1%, gracias al posicionamiento de la compañía en segmentos como los datos móviles con el apoyo del 4G, el reforzamiento en la televisión de pago y la implantación de la fibra. Además, la teleco estabilizó las cuentas en el negocio en España y registró fuertes crecimientos en Brasil y el resto de países latinoamericanos.

En términos de rentabilidad, el beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) registró un crecimiento en términos orgánicos del 7,2% en el segundo trimestre, frente al 1,3% en el primer trimestre. El beneficio neto subió un 28,9%.

En este escenario, la teleco revisó al alza sus objetivos para 2017. Así, pese al impacto de la regulación (con factores como el fin del roaming en los países de la Unión Europea), Telefónica prevé un crecimiento de los ingresos por encima del 1,5%, frente a la estimación anterior que pronosticaba unos ingresos estables. La operadora reiteró sus objetivos de margen de ebitda y de ratio de capex frente a ingresos.

Deutsche Telekom, la mayor operadora europea, registró en el primer semestre del año un incremento de sus ingresos del 5,9% hasta superar los 37.500 millones de euros. En el mismo periodo del ejercicio anterior, el aumento del volumen de negocio había sido del 3,4%. En el segundo trimestre de 2017, el crecimiento de los ingresos de Deutsche Telekom fue del 6%, por un avance del 2,2% en el mismo periodo de 2016.

El ebitda ajustado aumentó un 8,9% entre abril y junio de este año hasta alcanzar los 5.900 millones de euros, mientras que el beneficio neto subió un 40,7% (un 13,8% sin incluir los extraordinarios). Deutsche Telekom destacó la fuerte captación de clientes y el crecimiento de su filial en EE UU con un avance del volumen de negocio del 9,7%.

El grupo germano, al igual que Telefónica, elevó sus previsiones para el conjunto del ejercicio. De esta forma, Deutsche Telekom prevé un ebitda ajustado para 2017 de 22.300 millones de euros, frente a la estimación inicial de 22.200 millones, impulsado principalmente por el fuerte crecimiento de sus negocios en EE UU.

Orange, por su parte, aumentó sus ingresos un 1,1% entre enero y junio hasta alcanzar los 20.276 millones de euros. En el segundo trimestre, el crecimiento fue del 1,4%. El grupo francés también aceleró su crecimiento. Y es que en el primer semestre del pasado año, el avance registrado fue del 0,3%.

La operadora destacó la evolución de su filial española, segunda del grupo, con un crecimiento de los ingresos del 8,7% hasta 2.628 millones de euros. De igual forma, su división francesa volvió a crecer por primera vez desde el año 2009 (aumentó el volumen de negocio un 0,2%). Asimismo, las divisiones en Oriente Medio y África registraron un crecimiento del 1,7%.

El ebitda ajustado de Orange aumentó un 2,2% entre enero y junio, con un crecimiento en España del 15,3% (el mayor del grupo).

La teleco francesa confirmó sus objetivos de ebitda ajustado para este año, gracias al fuerte momento comercial apoyado en la inversión y el los esfuerzos continuados de transformación en la estructura de costes. Orange también confirmó su objetivo de situar el ratio de deuda neta frente a ebitda ajustado en dos veces a medio plazo.

A su vez, Vodafone registró un descenso de los ingresos del 3,3% en términos reportados en su primer trimestre fiscal (finalizado en junio), si bien la operadora destacó el crecimiento del 2,2% de los ingresos por servicios. La teleco defendió el robusto crecimiento en mercados como Italia y España, así como la recuperación de sus negocios en Reino Unido y Alemania. Vodafone también destacó el fuerte momento comercial que le llevó a captar más de 300.000 nuevos clientes de banda ancha fija. Por el lado negativo, la empresa se vio penalizada por la evolución de su filial en la India, cuyos ingresos bajaron más de un 13%, si bien la teleco aseguró que sus cuentas en el país se están estabilizando.

En esta carrera, la noruega Telenor revisó al alza sus previsiones para 2017, situando su estimación de margen de ebitda entre el 38% y el 39%, frente a una estimación anterior del 37%. La teleco prevé un crecimiento orgánico del ingresos entre el 1% y el 2%. En el primer semestre, el volumen de negocio aumentó un 1,2%.

Telia registró una caída de ventas del 6,3% e incumplió sus objetivos de ebitda en el segundo trimestre. La teleco nórdica, no obstante, mejoró sus estimaciones de generación de caja libre para el conjunto del año, apoyada en sus estrategias de ajuste costes.

La holandesa KPN redujo sus ingresos casi un 3%, si bien elevó sus beneficios un 18% en el segundo trimestre. La operadora aseguró que está bien posicionada para alcanzar sus objetivos para el conjunto del año.

Telecom Italia registró unos ingresos en el primer semestre de 9.800 millones de euros, un 7,4% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, gracias a la recuperación de Italia y al crecimiento del 14% alcanzado en Brasil. El ebitda aumentó un 10,4% hasta 4.100 millones.

Normas