Las telecos mantienen su apuesta: habrá mejora de las cuentas en 2017

Telefónica, Orange y Deutsche Telekom elevan ingresos en términos orgánicos

Las operadoras se vieron beneficiadas por las variaciones de los tipos de cambio

Grandes telecos Ampliar foto

Las grandes telecos europeas ya se han examinado de las cuentas en el periodo entre enero y marzo. Y la mayoría de estas empresas ha confirmado sus objetivos para el conjunto del ejercicio, que pasan por una mejora de las cuentas en términos de rentabilidad. De momento, en el arranque del año, las operadoras han logrado elevar ingresos y ebitda de forma orgánica. El ya tradicional efecto de las variaciones de los tipos de cambio ha ido por barrios: impacto positivo para Telefónica, Deutsche Telekom y Telecom Italia, y negativo para Vodafone.

En este escenario, Vodafone anunció la pasada semana que espera un aumento orgánico del ebitda ajustado entre el 4% y el 8% en su actual año fiscal, iniciado en abril, con un rango entre 14.000 y 14.500 millones de euros. Asimismo, la empresa espera un flujo de caja libre próximo a 5.000 millones, frente a los 4.056 millones alcanzado en el último ejercicio fiscal. La teleco, igualmente, hizo público su compromiso para elevar el dividendo un 2%.

En términos generales, los ingresos de Vodafone en el último ejercicio cayeron un 4,4% por una bajada de los ingresos por servicios del 3,7%, especialmente por el impacto negativo de las variaciones de los tipos de cambio, sobre todo por las depreciaciones en Reino Unido y la India. En términos orgánicos los ingresos por servicios subieron un 1,9%, por las mejoras en mercados como Alemania, Italia, España y Sudáfrica, entre otros. Entre enero y marzo), el volumen de negocio bajó un 5,5% en términos reportados, aunque subió un 0,2% en términos orgánicos.

En el caso Vodafone España, los ingresos por servicios subieron un 0,9% en el conjunto del ejercicio (un 4% al excluir el impacto de la financiación de terminales), gracias al esfuerzo comercial y a las subidas de precios aprobadas a principios de 2016. El ebitda subió un 8,8%.

En esta carrera, Telefónica confirmó sus objetivos para 2017 tras presentar las cuentas del primer trimestre. La compañía espera repetir los mismos ingresos de 2016, pese al impacto regulatorio, estimado en 1,2 puntos porcentuales. El margen de ebitda aumentará en un punto porcentual, tras registrar un 31,8% en el ejercicio de 2016. De igual forma, reiteró su compromiso para abonar un dividendo en efectivo de 0,40 por acción.

La operadora que preside José María Álvarez-Pallete elevó sus ingresos un 1,5% en términos orgánicos y un 5% en términos reportados entre enero y marzo, gracias a la apreciación de las monedas latinoamericanas, especialmente del real brasileño. El ebitda aumentó un 4,8% reportado y un 1,3% orgánico. El volumen de negocio en España bajó un 2,6%, penalizado por el área mayorista, si bien la compañía espera una progresiva recuperación de sus ingresos este año.

En la misma línea, Orange confirmó que el ebitda ajustado de 2017 será mayor que el alcanzado en 2016, apoyado por el tirón comercial, las inversiones en redes y los esfuerzos en la transformación de la estructura de costes. El grupo también confirmó su objetivo de situar el ratio de apalancamiento en el entorno de dos veces ebitda a medio plazo así como su intención de pagar un dividendo de 0,60 euros por acción a cuenta de 2016. De cara al año que viene, Orange ya ha comunicado su intención de proponer el pago de un dividendo de 0,65 euros por títulos.

La operadora gala elevó sus ingresos un 0,8% en el primer trimestre gracias, sobre todo, al fuerte crecimiento, un 8,5%, registrado por Orange España, que compensó el retroceso de Francia.

Deutsche Telekom también confirmó sus previsiones para el conjunto del año. La teleco espera alcanzar un ebitda ajustado cercano a 22.200 millones de euros, frente a los 21.420 millones registrados en 2016. Asimismo, la operadora prevé obtener un flujo de caja libre de 5.500 millones en 2017, frente a los 4.939 millones registrados durante el pasado año.

En el primer trimestre, Deutsche Telekom elevó sus ingresos un 5,8% hasta 18.600 millones (un 3,9% más en términos orgánicos), apoyados por el avance del 14,9% obtenido en EE UU. Sus filiales europeas presentaron en su conjunto un aumento del 0,7%, mientras que la filial alemana creció un 0,2%.

BT elevó sus ingresos un 27% en el último ejercicio fiscal, con la inclusión de Everything Everywhere, adquirida el pasado año. Los ingresos subyacentes, por el contrario, bajaron un 0,2% en el año y un 0,9% en el cuarto trimestre. La empresa, que se vio obligada a revisar las cuentas a principios de 2017 tras un escándalo contable en su filial italiana, prevé que los ingresos permanezcan planos en el ejercicio en curso. BT espera un ebitda entre 7.500 y 7.600 millones de libras (7.645 millones en el ejercicio anterior).

Entre las grandes telecos, Telecom Italia elevó sus ingresos un 8,5% en términos reportados, gracias a la recuperación de Brasil, y a la propia apreciación del real frente al euro. En términos orgánicos, el aumento fue del 2,6%. El ebitda subió un 11,4% en términos orgánicos y un 16,2% reportado.

Telia, por su parte, elevó sus ingresos un 3% en términos orgánicos, si bien, en términos reportados, bajaron un 5,6% por los tipos de cambio. La firma nórdica confirmó sus objetivos para el conjunto del año, que pasan por registrar un ebitda en línea con 2016. La noruega Telenor redujo sus ingresos un 3%, por un 1% del ebitda. La firma, no obstante, prevé elevar los ingresos por servicios este año entre un 1% y un 2%. La holandesa KPN sufrió un descenso de los ingresos del 2,4% como consecuencia de la caída de los precios de la voz en el segmento mayorista.

Brasil gana peso en Telefónica

Brasil volvió a ser el primer mercado del grupo Telefónica en aportación de ingresos, por delante de España. El volumen de negocio en el país creció un 1,6% de forma orgánica y un 30,2% en términos reportados hasta 3.165 millones de euros, como consecuencia en este último caso de la apreciación del real frente al euro. La teleco se vio beneficiada por crecimiento en el segmento de la telefonía móvil. Telecom Italia registró una evolución similar al elevar sus ingresos en Brasil un 2,5% en términos orgánicos, tras 13 trimestres consecutivos de descensos. Los ingresos por servicios subieron un 3,5%, frente a una bajada del 4,3% en el conjunto del ejercicio de 2016. La nueva crisis política generada en el país provocó una tormenta en la Bolsa brasileña el pasado jueves, que penalizó a las filiales locales de ambas operadoras.

Normas