turismo Ampliar foto

El turismo, motor de la inflación: los precios suben un 3% en 12 meses

El IPC cierra julio con alza del 1,5% interanual, mismo dato que en junio

El sector subió precios un 2,1% el mes pasado

La excelente temporada turística, además de estar llenando titulares de prensa ya sea con los efectos de la saturación, ya sea con los ataques de algunos antisistema al turismo, ya sea con la defensa de esta industria, está teniendo también efecto sobre los precios. La inflación cerró julio con una variación del 1,5%, la misma que en junio, con un descenso mensual del 0,7%.

Los paquetes turísticos y el alojamiento son la rúbrica que más crece entre las 57 que destaca el INE, tanto en términos mensuales como interanuales. En julio han crecido el 2,1% y han aportado 2,8 décimas a los precios, más que ninguna otra categoría de bienes o servicios. La subida, como explica el INE, es habitual en estas fechas. En términos anuales, los precios del turismo crecen un 3,7% (solo suben más por los precios del transporte interurbano) y son la rúbrica que más aporta a los precios. En 12 meses los precios del turismo suben el 3% , solo superados por los gastos de luz, agua y calefacción de las casas (+5,7%), el aceite (+4,9%), el pescado y el marisco y la carne de ovino.

En términos generales, en el mantenimiento de los precios en el 1,5% han influido dos tendencias contrapuestas. Por una parte, se han encarecido menos que en junio los alimentos y bebidas no alcohólicas -avanzan un 0,1 %, siete décimas menos que en junio, por la bajada del precio de la fruta- y la vivienda -sube un 3,2 %, cuatro décimas menos, por la rebaja de los precios de la electricidad-.

Por otra, se encarecen más que en julio del pasado año el vestido y el calzado -un 0,4 %, dos décimas más, porque la bajada del precio de sus componentes fue inferior a la del pasado año- y el transporte -sube un 2,4 %, seis décimas más, porque el combustible se abarató menos este julio que en el de 2016-.

Por lo que respecta al resto de segmentos, el único que disminuyó sus precios en tasa anual en julio fue el menaje, con una bajada del 0,6 %, mientras que hoteles, cafés y restaurantes subieron un 2,1 %; bebidas alcohólicas y tabaco, un 1,7 %; y comunicaciones, un 1,5 %.

También se encarecieron el ocio y la cultura (1,2 %), enseñanza (1%), otros bienes y servicios (1 %) y la medicina (0,9 %). La inflación subyacente, una vez eliminados los elementos volátiles (alimentos frescos y productos energéticos), se situó en el 1,4 % anual, dos décimas más que en junio y una menos que el IPC general. Este indicador suma 49 meses por debajo del 2 %.

Normas
Entra en EL PAÍS