huelga aeropuerto el prat
Controles de seguridad de acceso a la Terminal T1 del aeropuerto de El Prat.

El Gobierno enviará más Guardia Civil a los controles de seguridad de El Prat

De la Serna sugiere que Interior enviaría los agentes el lunes, "día crítico"

Gobierno y Generalitat estudian fijar un arbitraje de obligatorio cumplimiento

Gobierno enviará más Guardia Civil al aeropuerto barcelonés de El Prat ante la huelga indefinida convocada para el lunes por los trabajadores de Eulen, empresa encargada de los controles de seguridad. Así lo ha anunciado esta mañana el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que no obstante ha matizado que los agentes no sustituirán a los trabajadores "en una primera fase". A la espera de que se matice el nivel de servicios acometidos a partir del lunes, Eulen ha señalado que a los servicios mínimos de los paros parciales realizados, hasta el momento, han rondado el 90%.  

La medida ha llegado tras la reunión del comité de crisis creado por Fomento, y después de que ayer los trabajadores de Eulen rechazaran la propuesta de subida salarial presentada por la Generalitat. El ministro ha explicado en rueda de prensa que, aunque el envío de agentes depende de Interior, se van a hacer los preparativos para esa "intensificación" de la presencia de la Guardia Civil. Tampoco ha concretado el número, aunque sí que el despliegue se realizaría el lunes. En la reunión han participado representantes de Fomento, de Aena, del Ministerio del Interior, de la Guardia Civil y de la Abogacía del Estado.

En paralelo, el Gobierno va a trabajar con la Generalitat para preparar un laudo o arbitraje de obligado cumplimiento que dé salida al conflicto actual entre la dirección y los trabajadores de Eulen. Un laudo es la resolución  tomada por un mediador imparcial, de cumplimiento obligatorio por las partes implicadas en un conflicto con las negociaciones estancadas. En este contexto, Eulen ha resaltado que "acatarán las decisiones que tomen las instituciones pertinentes".  

Los trabajadores de Eulen reclaman un incremento salarial de 15 pagas de 250 euros. Ayer los trabajadores rechazaron la propuesta de la Generalitat de 12 pagas de 200 euros, lo que supondría una diferencia de 1.350 euros anuales respecto a las condiciones de los trabajadores. 

El envío de los agentes del Instituto Armado se produce, según explicó de la Serna, "ante las expectativas de una huelga mucho más dura a partir del lunes", y ha ligado las largas colas de las últimas jornadas (en las que no había huelga) a la acción de los trabajadores.

Asociaciones de guardias civiles han declarado, que aunque acatan la decisión de hacerse cargo del control en El Prat, es el Gobierno el que debe asumir el error de haber privatizado la seguridad de los aeropuertos. 

Por su parte, el portavoz del Govern, Jordi Turull, ha anunciado que la Generalitat ofrecerá al Gobierno la ayuda de los Mossos d' Escuadra con el fin de evitar las "incomodidades" de los ciudadanos a raíz de la huelga. De la Serna tiene programada una reunión posterior con el gabinete de crisis instaurado por la Generalitat, del que forman parte el conseller de Presidencia, Jordi Turull; la consellera de Trabajo, Dolors Bassa; el conseller de Territorio, Josep Rull, y el de Interior, Joaquim Forn, además del director general de Turismo.

A las 16.00 el ministro de Fomento mantendrá una última reunión con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau con el objetivo de abordar este conflicto laboral. "Quien paga el pato son los trabajadores, que ven precarizadas sus condiciones", ha declarado antes de la cita Colau, que considera inadmisible la situación actual y responsabiliza al Gobierno central de esta.

Colas por la mañana

El aeropuerto de El Prat ha vivido de madrugada las primeras colas importantes coincidiendo con el primer turno de paros, de 05.30 a 06.30 horas, cuando las esperas para pasar los controles de seguridad han superado la hora tanto en la terminal T1 como en la T2.

Posteriormente, ese tiempo de espera se ha reducido considerablemente y los pasajeros han llegado a pasar con fluidez los mismos controles, que a las 08.30 horas eran de entre 10 y 15 minutos. La nueva tanda de paros está programada, como en días anteriores, a las 10.30 horas.

Normas
Entra en EL PAÍS