huelga en el prat
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante la rueda de prensa ofrecida esta tarde al término de la asamblea de trabajadores de Eulen.

Fomento convoca un comité de crisis tras el 'no' de la asamblea de Eulen

De la Serna advierte que "se tomarán todas las medidas necesarias"

Los trabajadores optan por seguir negociando un incremento salarial de 250 euros repartidos en quince pagas

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, convocó este jueves un “comité de crisis” para garantizar la seguridad y el control en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat tras el rechazo de la asamblea de trabajadores de Eulen de la propuesta de la Generalitat de Cataluña. De la Serna dio una rueda de prensa extraordinaria tras los resultados de la votación, donde afirmó que “el conflicto toma una nueva dimensión” en donde el aeropuerto de El Prat se sumirá en una huelga indefinida “dificil de valorar y que provocará importantes afecciones” para los pasajeros. De la Serna, aunque no llegó a indicar que la Guardia Civil podría tomar el control de seguridad del aeropuerto, sí aseguró que se tomarán “las medidas necesarias” para garantizar el servicio en el aeropuerto y minimizar el impacto de la huelga.

Fomento consideró “inexplicable” la falta de voluntad de los trabajadores de Eulen que rechazaron en la asamblea de ayer la propuesta de la Generalitat de Cataluña y obligan a renegociar una mejora de las condiciones. El ministro aprovechó para arremeter contra los trabajadores de la empresa de seguridad y recalcó, del mismo modo, lo inexplicable que fueron “las más de dos horas de colas en los controles de seguridad los días en que no había huelga”.

El resultado de la votación fue el siguiente: los trabajadores acordaron, con 89 votos de 176 posibles, seguir negociando para conseguir un aumento de 250 euros mensuales repartidos en 15 pagas, una propuesta alternativa que no se había planteado hasta ahora.

Hasta este jueves, las propuestas que estaban sobre la mesa eran dos, la del comité, que pedía un incremento salarial de 350 euros en quince pagas, y la del Departamento de Trabajo de la Generalitat, que actuó como moderador del conflicto y que propuso 200 euros en doce pagas.

El comité de huelga de la empresa incorporó durante la asamblea dos nuevas propuestas que establecían, por un lado, un complemento salarial de 200 euros en 15 pagas, y por otro, un aumento de sueldo de 250 euros en 15 pagas, la cual fue la que salió victoriosa. Por su parte, la dirección de Eulen mostró su descontento y acusó al comité de huelga de no respetar el “compromiso adquirido al presentar tres escenarios alternativos diferentes”.

Un componente de la plantilla de Eulen señaló que este tipo de movilizaciones “deberían de haberse llevado a cabo hace mucho tiempo” ya que desde que inició la crisis se ha perdido mucho poder adqusitivo. “Nos empezaron a quitar pluses y pluses, y nos hemos quedado con 1.000 euros. Antes cobrábamos 1.300 o 1.400”, aseguró. Purificación Infante, del comité de huelga, subrayó que las reclamaciones de los trabajadores “van más allá” de los pluses económicos y sostuvo que, algo importante es que Aena se comprometa a respetar las mejoras en las futuras licitaciones.

Por su parte, la Asociación Española de Guardias Civiles afirmó ayer que el Gobierno “ha decidido recurrir a los mal pagados guardias civiles para poner fin al conflicto privado” que mantienen los trabajadores de seguridad en El Prat. El Ministerio del Interior ya acordó el pasado viernes reforzar los dispositivos de servicios de seguridad a cargo de la Guardia Civil. El comité de crisis se reunirá hoy, con la participación de miembros del Ministerio de Fomento, Ministerio del Interior, Guardia Civil y Generalitat.

 

La Generalitat reprocha la actitud del comité

Fuerte rechazo. La Generalitat instó este jueves a la dirección y al comité de Eulen a continuar negociando para solucionar el conflicto abierto en el aeropuerto de El Prat tras el rechazo de la asamblea de trabajadores a la propuesta de mediación, y acusó al comité de actuar de manera injusta e ilícita. “Nos hemos sentido utilizados.Las horas de mediación que hemos invertido han sido en balde. Hace falta más compromiso por parte de los interlocutores de los trabajadores y de Eulen”, aseguró en conferencia de prensa la consejera de Trabajo, Dolors Bassa, informa Efe.

Bassa se mostró especialmente dolida por el hecho de que el comité haya llevado a la asamblea nuevas propuestas no consensuadas en las conversaciones de mediación, con lo que se abría “un escenario nuevo”.

Incluso se preguntó si el comité de huelga es ahora un interlocutor válido, ya que los trabajadores no optaron finalmente tampoco por la propuesta que éste defendía.

Normas
Entra en EL PAÍS