fallos cobertura

¿Poca cobertura? Una startup te ayuda a denunciarlo frente a tu operadora

Esta solución sirve para detectar los puntos del país donde existen deficiencias de cobertura y red móvil

Utilizar Internet es una de las actividades que autónomos y pymes llevan a cabo en su día a día. Sin embargo, existen muchas zonas de España que presentan problemas de cobertura, lo cual puede generar un problema extra en vacaciones. Para paliar esta situación ha nacido Cobertura+, una app de carácter colaborativo, que ha sido lanzada por la startup WePlan.

En concreto, esta solución sirve para detectar los puntos del país donde existen deficiencias de cobertura y red móvil, así como denunciar estos problemas frente a los diferentes operadores, para que mejoren estos servicios.

Los problemas en el servicio ofrecido y la insuficiencia en las prestaciones contratadas por parte de los principales operadores de telefonía continúan siendo uno de los mayores quebraderos de cabeza para miles de usuarios del territorio nacional.

El carácter colaborativo de la aplicación permitirá mapear los puntos geográficos de menor cobertura con una mayor facilidad, respetando la privacidad, sin almacenar ningún dato de carácter personal de los usuarios.

El actual sistema de redes de comunicación en España sufre una situación de saturación, según defienden desde Cobertura+. Ello se debe a que, por un lado, los paquetes de datos ofrecidos por los operadores son cada vez mayores y, por otro, el roaming gratuito que los turistas europeos disfrutan desde el pasado 15 de junio, suponen una sobrecarga de la red donde los problemas de calidad de cobertura e internet móvil comienzan a sobresalir.

Para el CEO de Cobertura+, Pablo Reaño, esta nueva app “revoluciona” la comunicación entre usuario y operadora. Así, el cliente no necesita quejarse ya por sus problemas de cobertura, pues “con tener la app instalada, el operador tendrá información puntual y precisa para poder solucionar los fallos en su red que tanto nos molestan”.

Normas
Entra en EL PAÍS