El Gobierno pide a Eulen “un esfuerzo” para acabar con la huelga de El Prat

De la Serna urge a acabar con el conflicto "lo más rápido posible"

Fomento lamenta la politización del conflicto laboral por algunas partes

El Prat de Llobregat
aeropuerto de El Prat
Colas en el aeropuerto de El Prat el lunes 7 de agosto.

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha pedido hoy a la empresa Eulen que haga un "esfuerzo adicional" para llegar "lo más rápido posible" a un acuerdo que ponga fin al conflicto que mantiene con sus empleados en los controles de seguridad en el aeropuerto de El Prat (Barcelona).

Los trabajadores reclaman a Eulen mejoras en sus condiciones laborales, entre ellas una subida salarial de 350 euros al mes, más del doble de la ofrecida por la empresa en su última oferta, 155 euros. En un comunicado, el ministro ha urgido a ambas partes a lograr un acuerdo antes del viernes, fecha en la que está prevista una nueva jornada de huelga por parte de los trabajadores.

"Nadie entendería que en una cuestión que está generando un daño importante a los ciudadanos y, estando tan próximas las negociaciones, se dilatara aún más el proceso, continuando con las molestias a los pasajeros", ha asegurado De la Serna en un comunicado.

Hasta que se produzca un acuerdo y apelando a su responsabilidad, ha pedido a los trabajadores de Eulen que desempeñen su labor con "diligencia" los días en los que no hay paros convocados.

El ministro ha hecho esta petición después de que se hayan conocido las conversaciones en las que una de las representantes de los trabajadores pide que se ralentice el trabajo para provocar de manera deliberada grandes colas en los controles y así conseguir mayor visibilidad "a costa de los pasajeros", según la misma fuente.

Por otra parte, Fomento ha lamentado "la politización que algunos se empeñan en hacer de este conflicto laboral que afecta a una empresa privada y a sus trabajadores, en lugar de hacer un llamamiento al acuerdo y la desconvocatoria de huelga".

Según la misma fuente, tanto el ministerio como el gestor aeroportuario AENA siguen, desde el principio, minuto a minuto la evolución del conflicto, en cuya resolución se han involucrado "plenamente".

"Fomento seguirá trabajando y pidiendo a todas las partes que alcancen un acuerdo para solucionar este conflicto con el fin de que los miles de ciudadanos que estos días tienen pensado acudir al aeropuerto de El Prat no se vean perjudicados", insiste el ministerio en el comunicado.

Esta mañana los controles de la terminal de Barcelona han amanecido hoy con largas colas de hasta una hora de espera, entre las 5 y las 5:30 horas, que se han deshecho rápidamente antes de las 7:00 horas, en un día en que no están convocados paros en El Prat.

De este modo, se ha repetido el guión de las últimas dos semanas desde que empezó el conflicto entre la dirección de Eulen, la empresa encargada de estos controles, y sus trabajadores, que reclaman mejores condiciones laborales y salariales.

A partir de las 9:00 horas estaba convocada la reunión de de nuevo Eulen y el Comité de Huelga con la mediación de la Generalitat y con AENA para buscar una solución al conflicto que ha provocado episodios de largas colas desde hace dos semanas en el aeropuerto barcelonés. Ayer también hubo una reunión maratoniana en el Departamento de Trabajo de la Generalitat que acabó sin acuerdo pero sirvió para acercar posiciones entre las partes. No obstante, fuentes sindicales adelantaron que tampoco esperan un acuerdo hoy.

El objetivo de la mediación es lograr un acuerdo que evite nuevas jornadas de paros parciales a partir del viernes y, sobre todo, frenar la huelga indefinida convocada a partir del próximo lunes. De momento, la empresa mantiene su oferta de incrementar los salarios más bajos en 155 euros, una cantidad que está aún lejos de los 350 euros que reclaman los trabajadores.

Normas