autónomos distribución

Autónomos de la distribución “al borde del esclavismo”

Estos trabajadores pueden llegar a realizar una actividad de 14 horas al día.

La organización UPTA está realizando diferentes asambleas con autónomos económicamente dependientes, y que trabajen en el sector del transporte de paquetería. El objetivo de estas reuniones es conocer de primera mano la situación de este tipo de profesionales. Y la conclusión es clara. Según la organización, que defiende los intereses de trabajadores por cuenta propia, su situación está “al borde del esclavismo”.

En concreto, desde UPTA denuncian que estos profesionales dedican a su actividad una media de 14 horas diarias. Realizan trabajos tanto de carga y descarga como de preparación de pedidos y posterior distribución de las mercancías, “con un número considerable de kilómetros recorridos para poder efectuar dicho reparto”.

Además, sostienen que la estrategias de las grandes empresas es la misma “y en detrimento de los intereses” de estos trabajadores, tanto desde el punto de vista laboral como económico. De hecho, estos profesionales carecen de contratos registrados en los Servicios Públicos de Empleo, lo que a su juicio supone el incumplimiento de la Ley 20/2007 del Estatuto el Trabajo Autónomo.

“Además, la empresa quebranta lo acordado en el artículo 13 de la misma, en el que se establecen las condiciones de los contratos a través de los Acuerdos de Interés Profesional, homólogo este sistema de los convenios colectivos de los trabajadores por cuenta ajena”, añaden.

De ahí que consideren “prioritario” que las empresas que incumplen las condiciones contractuales “y que ejercen abuso de poder sobre el eslabón más débil”, sean sancionadas por parte de las administraciones laborales existentes. Ello se debe, manifiestan, a que tal alternativa fue creada “para proteger los derechos de miles de trabadores autónomos” que necesitan medidas “que pongan freno a la impunidad” que impera en las empresas del sector.

En la actualidad son menos de 11.000 los contratos registrados en el Servicio Público de Empleo y más de 450.000 los autónomos que se declaran en condiciones de dependencia, según el Instituto Nacional de Estadística. Esta cifra, lejos de disminuir, aumenta progresivamente año tras año.

Normas
Entra en EL PAÍS