Cierre de Garoña: ¿Cómo se desmantela una central nuclear?

El ministro estima que el cierre de Garoña tardará entre 13 y 16 años

En un proceso “complejo y dilatado en el tiempo” para evitar las contaminación ambiental

central nuclear garoña
Asociaciones ecologistas de Álava EFE

La empresa propietaria de la central nuclear de Santa María Garoña, Nuclenor, ha señalado este martes que analizará la decisión del Ministerio de Energía de cerrar la central, una vez que reciba formalmente la documentación que provoca el cierre definitivo, con el fin de "valorarla adecuadamente"  y "tomar las decisiones que corresponda".

El desmantelamiento nuclear supone un proceso de carácter técnico y administrativo por el cual se consigue eliminar progresivamente la radiactividad remanente que pueda permanecer una central tras el cese de su actividad, es decir, lograr el objetivo de que la central no necesite más medidas contra la radiación nuclear.

No es hasta el momento en el que los riesgos residuales de la central y de su antiguo emplazamiento se hayan eliminado por completo, o bien hayan sido reducidos a un mínimo aceptable, que la instalación deja de considerarse "nuclear" y se puede proceder a su clausura definitiva. Deja por tanto de ser una instalación "peligrosa" y deja de estar sometida a control. El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha estimado que el desmantelamiento de la central nuclear de Garoña tardará entre 13 y 16 años.

El  propio CSN define el desmantelamiento nuclear como un proceso “complejo y dilatado en el tiempo”, con un cierto distanciamiento entre una y otra etapa.

Estrategias

Existen tres estrategias básicas para cerrar una central nuclear:

  • Desmantelamiento inmediato

Comienza, normalmente, unos años después de la parada definitiva de la central, a fin de que haya un período de transición entre el estado operativo de la planta y el comienzo del desmantelamiento activo dela misma. Duranteeste tiempo pueden efectuarse las actividades preparatorias del desmantelamiento, evacuación de los elementos combustibles y retirada de los residuos radiactivos que quedan de la fase de operación

  • Desmantelamiento diferido

Después de la retirada de los elementos combustibles gastados y algunos componentes y estructuras, la instalación se mantiene en un estado pasivo o de latencia por un período de tiempo que puede oscilar entre los 30 a 100 años, después del cual se procede a su desmantelamiento total.

  • Acondicionamiento in situ

Se opta por encapsular y aislar la instalación en su propio emplazamiento y mantenerla así durante un período de tiempo adecuado para que los niveles de radiactividad decaigan. Esta estrategia implica, de hecho, el almacenamiento de los residuos en el propio emplazamiento de la instalación.

Fases en el desmantelamiento

El CSN identifica tres etapas diferentes en los desmantelamientos de las centrales nucleares.

  • Nivel 1

A) Estado de la planta y de los equipos:

Se han retirado los elementos combustibles irradiados, las barras de control y los líquidos contaminados. Se mantiene la barrera contra la contaminación (circuito primario) tal y como estaba durante la operación de la planta, pero los sistemas abiertos se cierran y sellan (válvulas, tapones, penetraciones, etc.).

Se mantiene el edificio de contención en situación operativa

B) Vigilancia de la planta:

Durante este periodo la central se mantiene bajo vigilancia, por lo cual es imprescindible que los equipos de vigilancia de la radiación estén plenamente operativos, tanto dentro de la planta como en el área circundante.

  • Nivel 2

A) Estado de la planta y de los equipos:

La barrera contra la contaminación (el circuito primario) se reduce a su mínimo tamaño, retirando las partes más fácilmente desmontables, y se cierran o sellan las penetraciones en la barrera que permanece aún.

Después de descontaminar hasta niveles considerados como aceptables, el edificio de contención y los sistemas de ventilación pueden ser modificados o eliminados si ya no son necesarios para la protección radiológica.

B) Vigilancia de la planta:

La vigilancia en torno a la barrera contra la contaminación puede reducirse, pero es recomendable la realización de pruebas y chequeos periódicos de la misma 

  • Nivel 3

A) Estado de la planta y de los equipos:

Los materiales, equipos y partes de la planta que tengan niveles de radiactividad significativos con respecto al fondo ambiental después del proceso de descontaminación, se retiran del emplazamiento. Todas las partes restantes deben tener niveles de contaminación por debajo de los límites autorizados

B) Vigilancia

El emplazamiento pasa a ser de libre disposición sin restricciones de uso a causa dela radiactividad. Noes necesario el mantenimiento de ningún tipo de vigilancia.

 

Normas