Estas son las principales empresas que han logrado los 5.000 MW en la subasta de renovables

Cobra, filial de ACS, arrasa con 1.550 MW fotovoltaicos

Esta tecnología solar se impone en la nueva puja, con un precio de 32 euros/MW

Subasta de renovables Ampliar foto

 Pese a las escasas esperanzas que abrigaba el sector fotovoltaico ante la subasta de hasta 3.000 MW de renovable celebrada ayer (ampliables, según una cláusula confidencial), esta tecnología ha resultado la ganadora de la nueva convocatoria: 3.909 MW de los más de 5.037 MW otorgados finalmente a un total de 40 empresas. La citada cláusula, que establecía que todas las ofertas con el descuento máximo resultarían casadas, tuvo que ser activada “por la elevada demanda”, según Energía.

A falta de datos desglosados (el ministerio solo ha ofrecido los totales), Cobra, filial de construcción industrial del grupo ACS, ha sido la adjudicataria indiscutible con 1.550 MW. Según fuentes de esta compañía, esta ha reunido una cartera de proyectos de pequeños inversores que no tenían capacidad para aportar avales y a los que construirá los parques con una inversión de 1.000 millones de euros. Solo unos 300 MW de los 1.550 adjudicados son propios

Según fuentes empresariales, le siguen en la lista, X-Elio, participada por el fondo KKR, con 450 MW; Endesa (a través de EGP), con 338 MW; Forestalia, 316 MW (este grupo ganó las dos subastas anteriores); Gas Natural Fenosa Renovables, 250 MW; Solaria, otros 250 MW; la navarra OPDE, 200 MW; Prodiel, 182 MW y  Alter y Alten, 50 y 13 MW, respectivamente. Todos ellos fotovoltaicos.

Por otra parte, se adjudicarón 1.128 MW eólicos: 720 MW a Capital Energy (a través de Alfanar); Ibervento, 172 MW; Greenalia, 133 MW y Gestamp Wind, 24 MW. Las dos mayores del sector, Iberdrola y Acciona, han optado por no acudir a la misma, mientras que EDP Renovables quedó fuera de la casación.

A falta de que se publiquen los datos oficiales, todo apunta a que, en esta ocasión, la eólica se ha arrugado dadas las escasas posibilidades de competir con la fotovoltaica, que en la de mayo apenas logró casar 1 MW sobre los casi 3.000 de la eólica.

Así, los ganadores de esa puja, o no se han presentado esta vez (el caso de Norvento y de Siemens Gamesa) o han pujado solo por fotovoltaica, como Forestalia, Gas Natural o Endesa. Esta eléctrica asegura que ha optado por la fotovoltaica para equilibrar su mix verde, compuesto en un 90% por eólica.

La convocatoria, incluidas en un real decreto y dos resoluciones, establecía una oferta de 2.000 MW ampliables en el mismo acto a 3.000. Además, todas las ofertas con el descuento máximo podrían resultar adjudicatarias, según la cláusula confidencial que ha sido activada con creces. Concretamente, se subasta una retribución a la menor inversión con la que las empresas están dispuestas a construir sus proyectos, por lo que es un sistema descendente.

La bajada del suelo en la nueva subasta (o precio de mercado que la regulación garantiza) respecto al de la puja de mayo, cuando triunfó la eólica, ha permitido que el resultado se haya invertido. Teniendo en cuenta la actual rentabilidad del 7,5% que reciben estas instalaciones (y que el Gobierno ha anunciado que cambiará en 2020), dicho suelo para la fotovoltaica se ha establecido en 32 euros/MW, frente a los 41,5 euros/MW de mayo.

Aunque en caso de empate, volvía a ganar la tecnología con más horas de funcionamiento, esto es, la eólica, esta no ha podido competir con el menor precio de inversión que requieren las instalaciones fotovoltaicas.

Tras la polémica desatada en mayo, cuando la Unión Española Fotovoltaica (UNEF)_recurrió la puja ante el Tribunal Supremo, el Gobierno ha facilitado ahora la casación de la fotovoltaica en la nueva subasta. Un objetivo que ha logrado a las vista del resultado. “Cuando hemos podido ejercer nuestra competitividad, hemos logrado unos excelentes resultados”, según Jorge Barredo, presidente de esta asociación y de X-Elio, quien consideró ayer “un día histórico” para una tecnología que calificó como “la mejor aliada contra el cambio climático”. Además, de esta manera, “vamos a contribuir a que los consumidores tengan una energía más barata y más limpia”.

En un comunicado, el vicepresidente ejecutivo de Forestalia, Fernando Muñoz, desveló que había logrado toda la capacidad por la que pujaba. La ganadora de las dos últimas y únicas ediciones, suma ya un total 1.924,5 MW de renovables (1.500 eólicos, 316, fotovoltaicos y 108 de biomasa).

Solaria, por su parte, remitió un hecho relevante a la CNMV en el que señalaba que la adjudicación lograda supone “un hito importantísimo para la compañía”, que actualmente cuenta con una capacidad de apenas 70 MW. Esto le permitirá incrementar su perímetro 3,5 veces en dos años.

650.000 euros de inversión por cada megavatio

Según un comunicado de Gas Natural Fenosa, la construcción de los 250 MW obtenidos en la subasta de ayer requerirá de una inversión de 163 millones de euros hasta 2019, lo que se traduce en algo más de 650.000 euros/MW. Una cifra que coincide con los mil millones que Cobra, la filial de ACS que ha protagonizado la puja, asegura que va a invertir hasta 2019 en los 1.550 MW que le han sido adjudicados.

José Bogas, consejero delegado de Endesa, que ha ganado 338 MW, con lo que suma 879 MW de nueva potencia verde este año, subrayó que el resultado “confirma a Enel Green Power España como uno de los principales operadores en el ámbito de las renovables y decisivo en el proceso de transición a un sistema descarbonizado en 2050”.

Por su parte, X-ELIO, el segundo mayor adjudicatario de la puja tras Cobra, mostró su satisfacción por el resultado, lo que “refuerza nuestro posicionamiento a nivel internacional”. también esta compañía prevé una inversión en los proyectos de unos 700.000 euros/MW.

Normas