Ibex: el BCE dispara al euro a máximos de 2015

La rentabilidad del bono cae por debajo del 1,5%

El Ibex cae un 0,22% y pierde los 10.600 puntos

Mario Draghi, presidente del BCE.
Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters

Sufre la Bolsa, cae la rentabilidad de los bonos y el euro se instala en máximos de 2015. Este es el panorama que Mario Draghi ha dejado este jueves en los mercados europeos tras su comparecencia ante la prensa. El presidente del Banco Central Europeo ha arrojado un jarro de agua fría a los mercados que interpretaron su intervención en Sintra de junio como un advenimiento de la normalización de la política monetaria. Paciencia y prudencia fueron dos de las palabras más repetidas por el banquero, que mantuvo una vez más los tipos de interés en el cero histórico.

IBEX 35 8.769,40 -2,59%

La duda no era tanto si lo haría o no, más bien cuándo empezará la retirada de estímulos (tapering) y en qué cuantía. Todo apuntaba a que el Banco Central Europeo (BCE) empezaba a plantearse levantar el pie del acelerador en política monetaria. Sin embargo, la institución ha anunciado su intención de mantener el ritmo en el programa de compras de deuda al menos hasta diciembre, al tiempo que mantiene los tipos de interés. Mario Draghi ha legado a otoño la decisión de cuándo profundizarán el tapering. Una decisión que más que en Bolsa se ha dejado notar en la renta fija y en el mercado de divisas.

Esto fue lo que animó al euro. Ya durante la comparecencia de Draghi recuperó los 1,15 dólares, apoyado en los comentarios del banquero central sobre la fortaleza del crecimiento económico europeo. Y después se encaramó a máximos de 2015 —previos a la crisis china— al revalorizarse un 0,9% hasta los 1,16 billetes verdes.

Sin embargo, desde ETF Securities consideran que el mercado está reaccionando de forma errónea a los mensajes de Draghi. Considera que la subida del euro será momentánea. La visión pesimista del banquero italiano sobre la inflación —donde la debilidad del precio del petróleo y la negociación salarial impedirá que alcance el objetivo del 2%— llevará, según esta casa de análisis, al euro a una espiral bajista y cederá la posición de fuerza frente al dólar. 

La rentabilidad del bono español a 10 años ha llegado a perder el 1,5% y registrar mínimos del mes. Después de su intervención en Sintra, repuntó hasta el 1,7% y llegó a niveles previos a la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones francesas. Al tiempo, la rentabilidad del bono alemán ha registrado un comportamiento similar. Ha llegado al 0,47%, mínimos del 29 de junio. La prima de riesgo rozó segundos después de publicarse el comunicado del BCE los 100 puntos básicos que perdió el lunes. Sin embargo, cayó rápidamente hasta llegar a los 92 puntos básicos. Un nivel desconocido desde marzo de 2015.

El rojo fue también la tónica de la renta variable europea. El Ibex 35, que subía en torno al 0,3% en la apertura, ha ido perdiendo fuelle a lo largo de la mañana y, a medida que hablaba Draghi, era presa de la volatilidad. Ha llegado a caer un 0,4% para volver a darse la vuelta y después cerrar con un retroceso del 0,22%. Presionan a la baja las caídas de IAG, del 5,20%, arrastrado por las caídas generalizadas del sector en toda Europa, después de que Easyjet mostrase sus dudas sobre si la rentabilidad por asiento subirá tanto como lo esperado este verano.

Le han acompañado en las caídas Aena y Arcelor Mittal, que han retrocedido un 2,50% y un 2,17%, respectivamente. Ambos valores vienen de una trayectoria alcista y los inversores han optado por recoger beneficios. El operador de aeropuertos fue el miércoles el protagonista de la sesión cuando anunció que el Gobierno había frenado su interés por entrar en la opa de Atlantia sobre Abertis. La segunda acumula un alza en lo que va del mes superior al 9%, que hace esperar a los analistas unos resultados semestrales especialmente positivos.

En la cara opuesta de la moneda, la banca se ha destacado en las subidas, en la última jornada de cotización de los derechos de suscripción preferente en la ampliación del Banco Santander. La entidad se ha anotado un 1,15%, mientras que los derechos han cerrado con una subida del 8% tras llegar a repuntar un 11%. Por encima del banco presidido por Ana Botín, Caixabank se ha colocado como el mejor valor del Ibex con una revalorización del 1,21%. Finalmente Dia se ha anotado un 1,14% y confirma la buena evolución de la distribución ante la presentación de resultados.

A pesar del fuerte peso de la banca en las Bolsas europeas, en esta ocasión no ha sido suficiente para tirar de los principales índices al alza. Las mayores caídas las ha protagonizado del Cac (0,32%), mientras que el MIB ha retrocedido un 0,19% y el Dax, un 0,04%. Tan solo el FTSE inglés ha cerrado con un alza del 0,77%. 

Normas
Entra en El País para participar