Seat ha invertido 900 millones en lanzar los modelos Ibiza y Arona

Espera ganar cuota de mercado en Francia e Italia con el nuevo modelo

El presidente Luca de Meo asume que “nos falta producción del Ateca” ante la alta demanda

La automovilística Seat ha presentado este lunes su nuevo todocamino Arona, el hermano pequeño del Ateca. El modelo se fabricará en la planta de la enseña en Martorell, en la misma línea de producción que el nuevo Ibiza. En los lanzamientos de ambos este año, la compañía ha invertido más de 900 millones de euros. “Hemos dedicado más presupuesto al Ibiza pero porque hay muchas sinergias entre ambos y pueden compartir ciertos proveedores, cada uno con su personalidad”, señaló el presidente de Seat, Luca de Meo, en un encuentro con los medios españoles.

De este modo, la enseña del grupo Volkswagen ha lanzado en menos de un año tres nuevos modelos (Ateca, Ibiza y Arona) más la renovación del León. Ha ejecutado así más del 50% de la inversión que la matriz alemana destinó a la marca española hasta 2019, unos 1.600 millones de los 3.300 millones de presupuesto total. Las dos novedades en Martorell supondrán unos 500 puestos de trabajo más en la fábrica. Y aún le resta por lanzar otro todocamino más, el hermano mayor del Ateca, que se lanzará en 2018 y se fabricará en Wolfsburgo (Alemania).

“Somos la marca que crece más del grupo Volkswagen y una de las que más crecen de Europa”, señaló el presidente, recalcando que llevan un 14% de incremento de ventas en lo que va de año.

“El nuevo Arona es un todocamino pequeño que se dirige, en principio, a un mercado de 1,8 millones de unidades en Europa para 2020”, explicó De Meo. El presidente sin embargo confía en que este mercado potencial puede ser mucho mayor “si se tiene en cuenta que este vehículo puede atraer a clientes de segmentos tradicionales, de coches urbanos o compactos que pueden optar por este modelo”, afirmó. “Somos muy optimistas al respecto del desarrollo de este coche en el mercado”, dijo. Así, explicó que confía que el Arona le sirva para ganar cuota de mercado en Francia e Italia, “dos países en los que estamos muy concentrados porque vendemos solo entre 15.000 y 20.000 unidades y tenemos mucho más recorrido”, afirmó. Aun así, señaló que España será “uno de los mercados más prometedores para el Arona”.

El directivo descartó hablar de demanda prevista o de volúmenes de producción esperados para Martorell, afirmando que “tendremos una capacidad de fabricación suficiente y adaptable” en su línea de ensamblaje conjunta. “Estamos trabajando para la flexibilidad entre Arona e Ibiza pero de momento, se fabricará el 60% de producción de Ibiza y un 40% de Arona”, señaló. Al fabricarse en su planta propia, “contamos con más flexibilidad”.

No les ocurre así con el Seat Ateca, que se fabrica en la planta de Skoda de Chequia. “Necesitamos más producción para atender la demanda existente de este modelo”, afirmó De Meo, pero “no es tan fácil equilibrar las necesidades de Ateca y las de Skoda”.

Normas