Breakingviews

La compra de Ducati por Harley-Davidson puede salirle cara

El fabricante de EE UU podría pagar 1.500 millones de euros por su rival italiano

Es una forma costosa de atraer a pilotos más jóvenes y más internacionales

Pilotos de Hardley-Davison.
Pilotos de Hardley-Davison.

Puede que el jefe de Harley-Davidson, Matt Levatich, pague pronto un precio mucho más alto que el de una moto para unirse al club de los aficionados a Ducati. El fabricante de de Milwaukee está contemplando una oferta que podría valorar a su rival italiano en hasta 1.500 millones de euros. Es una forma cara de atraer a jinetes más jóvenes y más internacionales.

La icónica marca estadounidense se ha metido en una trampa demográfica. Las cómodas aunque pesadas máquinas de Harley-Davidson suelen conducirlas los baby boomers norteamericanos, cuyo apetito por la aventura impulsada por la adrenalina se va desvaneciendo con la edad. Alrededor del 40% de los compradores de Harley tienen 55 años o más, según los analistas de Bernstein. Los ingresos de la compañía se han estancado desde 2013 y se espera que crezcan menos de un 2% al año hasta 2020.

Por el contrario, Ducati apela a una audiencia más joven. Casi la mitad de sus clientes tienen 44 años o menos, y tres cuartas partes de ellos viven fuera de EEUU. Desde 2013, la marca ha producido un crecimiento medio de los ingresos del 8,5% al año para su actual propietario, Volkswagen.

Así que una combinación de ambas tiene cierto atractivo. La influencia de Harley-Davidson en EE UU podría dar un impulso a la marca italiana en ese mercado, al tiempo que ayudará a reclutar a pilotos más jóvenes que podrían un día cambiar a los modelos de la compañía estadounidense.

Sin embargo, la falta de fuerza financiera de Ducati podría bloquear cualquier combinación. La división de motocicletas de Volkswagen obtuvo un margen operativo de solo el 7% en 2016, muy por debajo del 20% de Harley-Davidson. Un precio de compra de 1.500 millones de euros implicaría un retorno de la inversión de menos del 3%, antes de cualquier sinergia.

Incluso si el nuevo propietario impulsara el crecimiento de ingresos de Ducati al 12% y doblara el margen operativo de la marca, la rentabilidad del acuerdo sería un apenas aceptable 7%, según nuestros cálculos. Sin unos resultados así de potentes, la aventura italiana de Harley-Davidson podría resultar financieramente corrosiva.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de Cinco Días.


Normas