Los notarios identifican a los titulares reales de 2,2 millones de sociedades

En el 80,5% de los casos logran saber quién es quien controla de verdad la empresa

Pedro Galindo, director del Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales del Notariado.
Pedro Galindo, director del Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales del Notariado.

En la mayoría de los casos de corrupción y blanqueo de capitales o delito fiscal que se siguen destapando semana tras semana es común que aparezcan entramados empresariales cada vez más complejos. Su objetivo final es ocultar al fisco y a las autoridades que se está blanqueando dinero procedente de actividades ilícitas o, simplemente, se pretende ocultar parte de la actividad de las sociedades para pagar menos impuestos.

Sin embargo, en paralelo, cada vez existen más herramientas en poder de las administraciones para detectar estos comportamientos. El Consejo General del Notariado dispone de una Base de Datos de Titular Real (BDTR) que se creó al amparo de la Ley 10/2010 de Prevención de Blanqueo de Capitales, mediante la que es posible conocer quiénes son las personas ocultas tras las sociedades fantasmas y testaferros. Tras el dictamen favorable de la Agencia Española de Protección de Datos, el Notariado puso en marcha esta base en marzo de 2012.

Los notarios identifican a los titulares reales de 2,2 millones de sociedades

Así, después de cinco años de existencia el presidente del Notariado, José Ángel Martínez Sánchiz y el director del Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales de este organismo, Pedro Galindo, presentaron el balance de actuación.

A lo largo de este tiempo, gracias al BDTR se ha logrado identificar a los titulares reales manifestados (son aquellos que comunican al notario ser los titulares de la sociedad) de un total de 2,2 millones de sociedades, de las que 1,9 millones son sociedades limitadas, 113.242 son anónimas y 164.256 corresponden a asociaciones, fundaciones y otro tipo de entidades.

En el 80,5% de los casos, o para un total de 1,7 millones de empresas, el Notariado pudo averiguar quién era el titular real acreditado. La distinción no es baladí, porque dicho titular acreditado es, en realidad, quien gestiona el día a día de la empresa y quien ostenta el control de sus decisiones. Preguntado por cuántos de esos casos en los que no concuerda el titular manifestado con el acreditado esconden situaciones de blanqueo, Pedro Galindo aseguró que no es fácil llegar a una cifra y advirtió que no siempre detrás de esa discrepancia existen actividades irregulares.

También admitió que gracias a esta base de datos se ha logrado destapar muchos escándalos de corrupción que copan hoy las portadas de los periódicos si bien no especificó cuáles, debido a la protección de datos que rodea al BDTR. El Notariado recordó que esta base de datos es única en el mundo y fue puesta como ejemplo por parte del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) como una herramienta muy útil para prevenir el blanqueo de capitales.

Algunos datos claves

Información contenida. Este índice contiene más de 110 millones de documentos notariales sobre 146 millones de operaciones realizadas por casi 40 millones de personas físicas y jurídicas.

Solicitudes. A lo largo de estos años, jueces, tribunales, autoridades policiales y sujetos obligados por ley (entidades financieras, auditoras o aseguradoras, entre otros) han solicitado más de 3,5 millones de informaciones sobre los titulares reales de cientos de miles de sociedades y organizaciones identificados en esta base.

Empresas. Para iniciar una actividad, lo más habitual es crear una sociedad de responsabilidad limitada. Se dota de personalidad jurídica y se convierte en sujeto de derecho para operar en el tráfico mercantil, lo que permite utilizarla como un medio para el blanqueo.

Normas