Sacyr, finalista por una autopista de 1.000 millones en Holanda

El proyecto de la A16, en Rotterdam, precisa 550 millones en cinco años de construcción

Sacyr
Maqueta de la futura autopista A16 en el entorno de Rotterdam (Holanda).

En plena campaña de crecimiento en Suramérica y de búsqueda de oportunidades en Estados Unidos, Sacyr ha entrado entre los finalistas por la concesión de una autopista cercana a los 1.000 millones de euros en Holanda. La apuesta por el mercado europeo es una constante entre las grandes constructoras españolas, pero el grado de penetración es limitado ante la madurez del negocio y la fuerte posición de las empresas locales.

El proyecto en concreto abarca desde el diseño, financiación y construcción hasta la conservación y explotación de la autopista A16, en el área noreste de la ciudad de Rotterdam.

El consorcio liderado por Sacyr, que cuenta con la firma local Strukton como aliada, se encuentra en una lista corta de aspirantes junto a dos grupos de empresas holandesas. El primero integra a BAM, Boskalis y VolkerWessel, y la segunda escuadra oponente es la formada por Besix, Dura Vermeer, Van Oord, John Laing, Rebel y TBI.

El proceso, lanzado en noviembre del año pasado, había despertado el interés de grandes conglomerados de infraestructuras, entre los que figuraba ACS como la única española a excepción de la propia Sacyr. Por el camino se han quedado fuera del concurso un primer consorcio formado por Fluor, Hochtief (ACS) y Heijmans, y una segunda alianza entre Ballast Nedam, Strabag y Macquarie.

El promotor de la nueva autopista, que será puesta en marcha a través de la colaboración público-privada, es el Ministerio de Infraestructuras y Medioambiente holandés. Este departamento del Gobierno ha fijado febrero de 2018 como fecha para la presentación de la oferta definitiva, mientras el inicio de la construcción está previsto para el ejercicio 2019. La puesta en servicio debe producirse ya en 2024.

SACYR 2,14 -0,19%

La futura concesión de la A16 afecta a un tramo de autopista que conecta las ya existentes A20 y A13, a las afueras de Rotterdam, lo que permitirá la mejora de las conexiones con La Haya.

La longitud de la carretera será de 11 kilómetros, incluido un túnel de 2,2 kilómetros. La concesionaria buscará rentabilizar los 550 millones de inversión en obras de construcción, a los que se suman unos 400 millones en mantenimiento, a través de la explotación de la autopista durante 25 años.

Entre las exigencias técnicas del proyecto figuran un asfaltado que reduce el impacto sonoro, así como la creación de barreras, algunas de ellas naturales, en busca del mismo efecto.

Sacyr cerró el pasado ejercicio con una cifra de ingresos de 2.860 millones, de la que un 52% fue cosechada fuera de España. El presidente, Manuel Manrique, insistió en la reciente junta de accionistas en que la internacionalización sigue siendo prioritaria para todo el sector a la vista de que en 2016 la licitación pública de obra civil cayó un 32% en España y estuvo en una quinta parte del volumen licitado en 2007. El grupo tiene esperanzas de crecimiento tanto en el terreno concesional como en las áreas de transporte y distribución de electricidad, y en la ingeniería relacionada con proyectos de gas y petróleo.

Los principales mercados para la compañía en el exterior son Estados Unidos, México, Suramérica, Italia, Portugal, los países lusófonos de África, Oriente Medio y Australia.

Normas