Montoro prevé aprobar una rebaja del IRPF antes de las próximas elecciones

Señala que la reducción fiscal es una arma para negociar futuros Presupuestos

Contempla una nueva mejora del sueldo de los funcionarios para 2018

Cristóbal Montoro en el Foro CincoDías. 

Cristóbal Montoro cumplirá 67 años el próximo mes, fue elegido diputado en el Congreso de los Diputados por primera vez en 1993 y es el ministro de Hacienda que más tiempo ha ocupado el cargo. Un bagaje que le permite hablar claro. Durante su participación este martes en el Foro CincoDías, acto patrocinado por Accenture y Banco Sabadell, el ministro de Hacienda aseguró que las rebajas fiscales se aprueban al final de la legislatura, es decir, antes de las elecciones.

Rechazó así impulsar para 2018 la rebaja del IRPF que figura en el pacto de investidura firmado por Partido Popular y Ciudadanos. “Tenemos que tener zanahorias para la negociación”, dijo para señalar que la rebaja del IRPF es un as en la manga que el Gobierno guarda para asegurarse el apoyo a los Presupuestos de 2019 o, si la legislatura llega a su fin, incluso de 2020. “Bajaremos el IRPFal final de la legislatura, no en 2018”, señaló.

Montoro aseguró que "la recuperación económica es con toda seguridad el más sano de nuestra historia". Durante su intervención en el foro, el responsable de las cuentas públicas del Estado destacó que España suma cinco años consecutivos de superávit por cuenta corriente, algo inédito y celebró que el PIB crezca al tiempo que se gana competitividad.

No recurrirá el impuesto sobre bebidas azucaradas aprobado por la Generalitat

El Senado aprobará próximamente la aprobación de los Presupuestos Generales de 2017 y el Gobierno ya trabaja en las cuentas de 2018. El techo de gasto se aprobará el 30 de junio y aumentará respecto al año anterior. Aun así, Hacienda destaca que el margen para alegrías presupuestarias es limitado y apuntó que la Ley de Estabilidad impide que el gasto no puede aumentar más que el crecimiento económico. Así, el avance será como máximo del 2,9%. En cualquier caso, Montoro señaló que se seguirá negociando con los sindicatos un incremento del sueldo de los funcionarios.

Acerca del impuesto sobre bebidas azucaradas aprobado en Cataluña, Montoro descartó que el Gobierno recurra el tributo ante el Constitucional como le reclama la patronal del sector. De hecho, el propio Gobierno se había comprometido a fijar una tasa similar, una idea que finalmente ha sido descartada. "No es el momento de crear tasas que son perturbadoras", señaló Montoro. Si bien descartó la aprobación de un gravamen sobre las bebidas azucaradas, apuntó que sería factible llevar a cabo medidas para ordenar el mercado interior y evitar las distorsiones actuales.

Avanza que habrá penalizaciones tributarias para empresas morosas

El ministro intervendrá mañana en el Congreso para defender su gestión de la amnistía fiscal, que recientemente fue anulada por el Tribunal Constitucional. Aunque sin efectos prácticos, la sentencia señala que la regularización extraordinaria vulneró principios constitucionales y supuso la "abdicación del Estado ante su obligación de hacer efectivo el deber de todos de concurrir al sostenimiento de los gastos públicos". Montoro aseguró que no se plantea dimitir. "No me voy a ir. Me iré cuando me digan que me vaya", señaló Montoro, en referencia a que su cargo depende del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Puso en valor que la amnistía fiscal permitió aflorar 40.000 millones de euros.

Sobre la denuncia de la Fiscalía contra el jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, el ministro de Hacienda destacó que prevalece la presunción de inocencia. En cualquier caso, aprovechó para señalar que no todos los sectores económicos son iguales y que el mundo del fútbol debe ser especialmente "ejemplar" con sus obligaciones fiscales por la influencia que ejercen sobre el conjunto de la sociedad y especialmente sobre los jóvenes. Montoro recordó que cuando llegó al Ministerio en 2012, la deuda de los clubes de fútbol con Hacienda era muy elevada y defendió que no era admisible que los equipos hicieran descansar su viabilidad sobre las espaldas de los contribuyentes.

El Congreso de los Diputados debate hoy una propuesta para sancionar a las empresas que incumplen la ley de morosidad. En este sentido, Montoro aseguró que el Gobierno plantea establecer penalizaciones fiscales para las empresas que paguen con retraso a sus proveedores.

Sobre la reforma de la financiación autonómica, el ministro de Hacienda reconoció la posibilidad de aprobar restructuraciones y mejoras en las condiciones financieras para las comunidades que están endeudas con el Estado a través del FLA. De alguna forma, serían medidas cercanas a una quita. Aun así, señaló que se deberán buscar mecanismos para evitar agravios con las regiones que no se han adherido a este mecanismo de financiación.

Normas