falso autonomo

Lo que un falso autónomo puede conseguir si denuncia su “despido”

Esta condición puede denunciarse durante la vigencia de la relación entre el autónomo y la empresa

La figura del falso autónomo se utiliza mucho en actividades relacionadas con el comercio, la docencia o el periodismo. Esta situación, fraudulenta, se produce cuando el trabajador se ve obligado a cumplir un horario concreto, trabajar en las dependencias de la empresa, servirse de sus materiales, obedecer las instrucciones del empresario o cobrar un salario fijo independientemente de las horas que trabaje.

A pesar de ello, según Ignacio Solsona, abogado laboralista, los falsos autónomos tienen un contrato mercantil firmado y están dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Asimismo, explica que esta condición puede denunciarse durante la vigencia de la relación, o incluso, una vez la empresa despide al falso autónomo.

Entre las consecuencias de una demanda por falso autónomo, este letrado destaca la regularización con efecto de retroactivo de la relación laboral encubierta, dando de alta al trabajador en el Régimen General de la Seguridad Social. Además, también se retornan al afectado las cuotas pagadas en concepto de autónomo, con un límite de cuatro años.

Por su parte, si el trabajador ha sido despedido, y presenta una demanda en el plazo de 20 días hábiles, tendrá derecho a su indemnización por despido improcedente, o bien a ser readmitido como trabajador por cuenta ajena. De la misma manera, se pueden reclamar otros derechos salariales que ha dejado de percibir durante el último año, como diferencias salariales, pagas extra, vacaciones o pluses.

Por último, este letrado indica que los falsos autónomos deben saber que la empresa no puede despedirlos fácilmente una vez que estos hayan denunciado su situación, pues en caso contrario se pueden enfrentar a una nulidad del despido.

Normas
Entra en EL PAÍS