Jordi Sevilla: “Hemos pasado de poner ladrillos a poner cañas”

A su juicio, la reforma laboral cumplió con sus objetivos, “facilitar el despido y bajar salarios”

Considera que no podemos depender del turismo como antes lo hicimos de la construcción

Jordi Sevilla, ex ministro de Administraciones Públicas, en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, es categórico: “La crisis ha terminado. Es un hecho incontestable. Pero, también lo es que los efectos de las medidas que se tomaron para salir de la crisis los estamos sufriendo. España es el país de la Eurozona que más crece, pero también el que tiene más paro, más precariedad laboral y más desigualdad. Lo que tenemos que decidir es si nos quedamos cruzados de brazos o tomamos medidas para corregir estos problemas”.

Para Sevilla, “los datos que tenemos nos explican el pasado pero tenemos que pensar en el futuro”. A su juicio, la reforma laboral cumplió con sus objetivos, “facilitar el despido y bajar salarios”, pero no podemos depender del turismo como antes lo hicimos de la construcción. “Hemos pasado de poner ladrillos a poner cañas”, dijo. En su opinión, un país sólo puede competir en precio o en calidad.

El ex ministro Jordi Sevilla.
El ex ministro Jordi Sevilla.

“Hasta ahora hemos sido competitivos porque hemos sido más baratos, pero en el futuro tenemos que ser capaces de conciliar tecnología y gestión, que es la ecuación del talento. Sólo con el talento seremos capaces de ganar el futuro”, aseguró el ex ministro en el transcurso de su participación en la primera sesión de los “Encuentros Empresariales Wolters Kluwer”, que se ha celebrado este martes en el Club Financiero Génova con la participación de un nutrido grupo de directivos y profesionales.

También se mostró partidario de potenciar la formación ocupacional y de revisar los contenidos y métodos de las universidades, “porque el futuro está en las empresas, deberíamos ser capaces –como país- de aprender de las grandes empresas españolas que tienen éxito a nivel internacional, porque lo importante no es lo que hacen sino cómo lo hacen”, comentó. Por último también llamó la atención sobre algunas reformas que deben llevarse a cabo, como la de los sistemas de contratación pública o la gestión del personal estatutario, “ejemplos de que hay que dotar al Estado de mayor flexibilidad en sus mecanismos de gestión”.

Normas