Banco Popular
Nueva sede de Banco Popular en la A-2 de Madrid.

Popular se puede embolsar 200 millones con una venta de su nueva sede

Surgen dudas sobre si la entidad ocupará el edificio en el caso de ser adquirida

El inmueble, prácticamente acabado, acogerá 3.000 empleados a partir de otoño

Popular prácticamente tiene finalizada su nueva sede corporativa en la salida de la A-2 de Madrid, donde trasladará a sus empleados en otoño. Pero en medio de la crisis que sufre la entidad, el mercado inmobiliario ha comenzado a especular sobre si finalmente el banco llegará a ocupar ese edificio en el caso de que finalmente sea absorbido por algún competidor.

Desde la entidad presidida por Emilio Saracho se asegura que no se ha contemplado la venta de la sede como posible fuente de recursos. Cuando el banco ha hablado de deshacerse de activos no estratégicos, nunca ha incluido ese inmueble.

De hecho, en la potencial venta del banco, esta propiedad aportaría valor. Diferentes expertos inmobiliarios consultados por este diario señalan que el edificio, de 123.000 metros cuadrados y con 1.500 plazas de aparcamiento, puede alcanzar un valor de 200 millones de euros. Popular considera que ahora no tiene sentido hablar de venta de la sede, sin conocer el futuro inmediato de la entidad.

El primer escenario, el de la venta de Popular a un rival como Santander, abre la duda sobre si se llegaría a ocupar ese edificio, ya que la entidad presidida por Ana Patricia Botín cuenta con su cuartel general en Boadilla, un lugar alejado y que conllevaría duplicar espacios.

En el segundo escenario, el de un rescate a la entidad de Saracho, el inmueble se revalorizaría si decide venderlo una vez que lo ocupe, porque con un contrato de alquiler a largo plazo sería más atractivo para cualquier inversor, ya sean fondos internacionales o socimis.

Está previsto que la entidad agrupe a sus 3.000 empleados en el inmueble desde diferentes edificios de Madrid, como los de las calles Velázquez, Ortega y Gasset y Josefa Valcárcel.

Normas
Entra en EL PAÍS