El crudo cede un 3% y teme un nuevo acercamiento de Trump al ‘fracking’

El Brent pone en riesgo los 49 dólares y se acerca a mínimos anuales

Cae un 6% desde la cumbre de la OPEP de la semana pasada

precio del barril de Brent Ampliar foto

La ruptura de Donald Trump con los acuerdos de la Cumbre del Clima de París ha sido la gota que ha colmado el vaso del mercado de crudo. Teme que, una vez liberado de las cortapisas ambientales, el magnate tenga vía libre para impulsar de forma definitiva el fracking. Así, el Brent registra descensos cercanos al 3% y pone en duda los 49 dólares por barril. Después ha moderado las caídas hasta el 2%. Se acerca a los mínimos anuales de 48,3 dólares que registró antes de que Arabia Saudí y Rusia acordasen extender los recortes de crudo hasta marzo de 2018.

Los analistas apuntaban a que este pacto —al que poco a poco se fueron sumando el resto de países tanto de la OPEP como otros externos— iba a estabilizar el precio del Brent entre los 50 y los 55 dólares. Sin embargo, la cumbre de los productores terminó por decepcionar al mercado, que no se conformó con una simple extensión de los recortes (que ya descontaba), sino que esperaba un gesto significativo en la cuantía de las restricciones. Desde entonces, el barril de referencia se desploma más de un 6%.

Rusia ha añadido más presión al Brent. El ministro de Energía del segundo mayor productos del acuerdo, Maxim Oreshkin, ha afirmado en una entrevista con Bloomberg que el Kremlin "puede soportar eternamente un petróleo en 40 dólares". Ha asegurado que la economía del país ya no depende tanto del precio de esta materia prima y ha negado el fracaso del pacto de la OPEP.

En el trasfondo está la pérdida de influencia del cartel para equilibrar la oferta de crudo a la demanda existente. Aunque la Agencia de la Energía estadounidense anunció el jueves que había reducido la producción de crudo por octava semana consecutiva, lo cierto es que lo hace desde la cota más alta de la historia. Además, Trump anunció la semana pasada su intención por poner en venta la mitad de las reservas de crudo de emergencia del país y el inicio de las prospecciones en el Ártico. EE UU, según los datos de Julius Baer, ha aumentado entre enero y junio en 300 el número de plataformas petroleras al tiempo que despierta la producción en otros países no OPEP como Nigeria o Libia.

Desde Link Analisis, califican como "preocupante" la debilidad del precio del crudo. Lo justifica por la mejora de eficiencia y el incremento de producción de los frackers norteamericanos, que ponen en cuestión la potencia de fuego de la OPEP. El economista Daniel Lacalle señala que durante el primer semestre del año la acción de estas compañías ha mitigado en un 50% el impacto de las medidas del cartel petrolero.

Normas