El FROB europeo vigila de cerca los riesgos de Popular

El banco ha llegado a un acuerdo con Crédit Mutuel para vender su 49% en Targobank

La entidad se vuelve a desplomar un 6,3% en Bolsa y marca nuevos mínimos históricos

El FROB europeo vigila de cerca los riesgos de Popular

Uno de los principales organismos de control de la banca de Europa, la Junta de Resolución Bancaria (SRB por sus siglas en inglés) ha advertido que vigila muy de cerca al español Banco Popular ante un posible rescate en caso de no encontrara un comprador, según explica un funcionario de la UE a Reuters.

El banco que preside Emilio Saracho, mientras, recibirá las ofertas vinculantes de compra a lo largo de junio, frente a la opción inicial de remitir las ofertas antes del 10 de junio. El consejo de la entidad estaría dispuesto a rechazar todas las ofertas si el precio no lo consideran adecuado, aunque este objetivo parece ahora alejarse más de la realidad, lo mismo que el plan B, que consiste en una ampliación de capital a finales del presente ejercicio.

Mantener el ratio de liquidez, además, del de capital es una cuestión fundamental para el banco en estos momentos.

De momento, intenta vender activos no estratégicos para arañar unos puntos de capital. En breve firmará un acuerdo para la venta de su filial estadounidense TotalBank al chileno BCI. Ha vendido su financiera a Abanca, y ahora ha llegado a un acuerdo con Crédit Mutuel para venderle el 49% que controla de TargoBank. Su socio francés ya cuenta con el 51% restante. La idea de Crédit Mutuel es crecer en España a través de esta marca que mantenía con Popular. La entidad española ya tuvo que realizar una provisión el pasado año por las pérdidas de Targobank, de 80 millones de euros.  

Elke Koenig, que preside este organismo equivalente al FROB español, ha emitido una “alerta temprana”, avisando de la vigilancia del banco que preside Emilio Saracho, según explica la agencia de noticias. Aunque el SRB asegura en un comunicado emitido esta tarde que la "misión de la STB es asegurar una resolución ordenada de los bancos en quiebra con el mínimo impacto en la economía real y las finanzas públicas. Como tal, el SRB está observando todos los bancos con el fin de mantener la estabilidad financiera en la Unión de Bancos y más allá". El comunicado, además, alega que el "SRB no hace comentarios sobre los asuntos específicos de los bancos..No emite advertencias sobre los bancos". 

Popular se encuentra en estos momentos en un proceso para su venta. JPMorgan es el encargado de llevar a cabo esta subasta en la que de momento se han interesado Bankia, Santander y BBVA. El ministro de Economía español, Luis de Guindos descarta un rescate estatal. 

Pero si los esfuerzos de fusiones fracasan, Popular tendría pocas alternativas para mantener su independencia sin ser intervenido.

"Koenig ha dicho ... que la Junta de Resolución Individual está siguiendo el procedimiento (Banco Popular), con especial atención con miras a una posible intervención", dijo el funcionario, y agregó que la oferta de fusión del banco "puede ser infructuosa". "Preparativos generales están en marcha, aunque todavía no se han tomado medidas concretas", dijo una segunda fuente citada por Reuters. Sin embargo, el comunicado de SRB matiza que no confirma estas declaraciones.

Si la cúpula de Popular no logra otras opciones, la entidad podría ser el primer caso en Europa en el que se emplea las nuevas reglas para imponer pérdidas a los tenedores de bonos. Esto podría a su vez representar una financiación más cara para otros bancos españoles, confirman fuentes financieras.

Eso podría hacer más difícil y más caro para los bancos españoles, así como el propio país para recaudar dinero. Algunos pequeños accionistas españoles planean reclamar en los juzgados en los próximos meses.

Mientras, Popular ha elegido a un hombre de la casa, José Manuel Hevia, director general de Medios, de la que dependen las áreas de transformación, eficiencia y organización, entre otras.

Sustituirá a Alberto Muñoz, que se prejubila, y dependerá directamente del consejero delegado de la entidad, además de que será el máximo responsable de las áreas de recursos humanos, tecnología e infraestructuras, según un comunicado.

Nacido en Oviedo en 1961, Hevia cuenta con una trayectoria en el Popular de más de 30 años, en los que llegó a ser director general de Pastor y responsable de la dirección de red comercial del banco, compuesta por seis direcciones territoriales y Popular Portugal, que pasan a depender directamente del director general de Negocio.

Además de este nombramiento, Banco Popular ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores la elección de José Andrés Barreiro como vocal de la Comisión de Riesgos y Cumplimiento y la salida de Vitalino Nafría de la Comisión de Auditoría.

Banco Popular ha vuelto a liderar hoy las pérdidas de la Bolsa española al anotarse un batacazo del 6,31%, hasta 0,609 euros, mientras la entidad trata de aclarar su futuro y ante la atenta mirada de Europa.

La caída bursátil de esta sesión es la más abultada desde el pasado 11 de mayo y coincide con la publicación de informaciones sobre la posible necesidad de que el Banco Popular sea liquidado si no encuentra un comprador.

Normas