¿Cuál es el siguiente objetivo del euro tras pulverizar máximos de noviembre?

La llegada de la calma electoral a Europa lleva al euro a mirar a los 1,20 euros

La previsión de que el BCE suba tipos es uno de los estímulos de los inversores

Evolución del euro desde Trump Ampliar foto

Los analistas comienzan a recobrar el interés por el euro. Con el impulso de la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones francesas, la divisa comunitaria ha superado en el último mes los 1,10 dólares. Alcanza una cota desconocida desde la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses y se aleja de la paridad que llegó a rozar a finales del año pasado. Acumula un alza del 6,41% en lo que va del año y cotiza en los 1,118 dólares. Para los analistas, se trata tan solo de un mero escalón en su asalto a los 1,20 gracias al impulso final de una posible alza de tipos del BCE.

Una cota que alcanzará a mediados de 2018, según las previsiones del departamento de Análisis de Mercado de ING. Antes de eso, pronostican que la divisa comunitaria experimentará otro salto en el tercer trimestre de 2017, cuando se situará en el entorno de los 1,15 dólares. A este nivel llegará gracias al inicio de la retirada de estímulos del Banco Central Europeo. Pero de cara a acometer el segundo salto, este departamento de análisis cita precisamente al BCE como el principal actor de esta escalada final a los 1,20. Lo vincula a que comience a deslizar pistas sobre una subida de tipos en 2018.

Sin embargo, Europa tiene todavía por delante cuestiones políticas que despejar. Sin contar los comicios de junio en el Reino Unido –donde los analistas minimizan el impacto sobre el euro y lo centran en la libra–, la primera serán las elecciones en Alemania del próximo septiembre. La fortaleza de la actual canciller, Angela Merkel, frente a su principal rival socialista, Martin Schulz, minimiza el impacto sobre los mercados de divisas.

Un caso distinto son los comicios en Italia, que se celebrarán a principios de 2018 si se mantiene la agenda prevista. Ayer, el ex primer ministro Mateo Renzi apuntó a la posibilidad de adelantar los comicios y hacerlos coincidir con los de Alemania, lo que provocó que subiera la prima de riesgo italiana en 12 puntos básicos. Manuel Ortiz-Olave, de Monex Europe, los califica como "el elefante blanco en la habitación". Además de la posibilidad de que Movimiento Cinco Estrellas obtenga la victoria, los analistas centran sus dudas en la marcha de la banca pudiese contagiar al resto del sector.

Con estos factores en la mano, Ortiz-Olave considera que el euro alcanzará los 1,20 antes de fin de año. A ello favorecerá, en su opinión, la toma de nuevos recortes en Grecia y la perspectiva de que Mario Draghi marque un "punto de inflexión" en la política monetaria. Otros analistas son menos optimistas. Francisco Martínez-Campos Lominchar, director general de Ria Money Transfer España, lo sitúa a medio plazo instalado entre los 1,09 y los 1,16 billetes verdes.

El 'efecto Trump' se disipa

Los mercados de divisas reaccionaron con optimismo a la victoria de Donald Trump en las elecciones del 9 de noviembre. El dólar repuntó un 3,21% en el mes siguiente a los comicios y el 19 de diciembre marcó máximos de 2003 al rozar la paridad con el euro. Desde entonces, el efecto Trump se ha ido disipando en el tiempo progresivamente. Victoria Torre, de Self Bank, apunta a que los inversores ven que se aleja la aplicación de las inversiones y la reforma fiscal que prometió el magnate y acelerarían futuras alzas de tipos. Además, considera que el entorpecimiento de la investigación sobre los vínculos de su secretario de Defensa, Michael Flynn, con el espionaje ruso han arrojado agua fría sobre el futuro del presidente.

Normas