El fallo de las cláusulas suelo que celebra Banco Sabadell

Es la primera sentencia que sigue la doctrina de la Rural de Teruel y las considera transparentes

Saracho: ¿Y si inyectamos 4.000 millones de euros en Popular?

clásulas suelo
En la imagen, concentración de miembros de la plataforma de afectados por las cláusulas suelo. EFE/Archivo EFE

Coincidiendo con el fin del plazo máximo que las entidades financieras tenían para contestar a los primeros clientes que reclamaron la devolución del dinero pagado de más por la aplicación de cláusulas suelo hipotecarias opacas por la vía extrajudicial, un juez da la razón a Banco Sabadell.

El magistrado Javier Cañas Ordás sigue la doctrina fijada por el Supremo sobre un caso similar,  el de la denuncia de unos clientes de la Caja Rural de Teruel, que fue la única cláusula suelo que el Alto Tribunal concluyó que “cumplía los requisitos de transparencia”.

Cañas Ordás da la razón a la entidad catalana, que ha defendido en numerosas ocasiones la transparencia de sus cláusulas suelo con el argumento de que siempre han estado destacadas en los contratos con letra en negrita. Y como ocurría en el caso de la Caja Rural de Teruel, el juez considera que estas cláusulas cumplían los requisitos de transparencia.

Con este fallo del 22 de mayo el banco que preside Josep Oliu logra respirar tranquilo. El juzgado de Primera Instancia número 5 de Lleida dictó una sentencia contra la denuncia presentada por un matrimonio contra la aplicación de las cláusulas suelo en una hipoteca contratada con Sabadell. No era el primer fallo positivo para la entidad, pero sí era, y es (por lo menos que se conozca) el primero que se dicta tras el decreto-ley aprobado el 31 de enero, en el que se fijó las pautas para favorecer la devolución de las cantidades indebidamente cobradas al consumidor.

Su publicación coincide también con la aprobación por el Gobierno el viernes de la comisión de seguimiento de las cláusulas suelo. Este es un organismo de control de la vía extrajudicial que se encargará de recabar y evaluar la información que le traslade el Banco de España obtenida de las entidades sobre el proceso de devolución de las cláusulas suelo .

Esta sentencia (a la que ha tenido acceso CincoDías) cumple con los requisitos que el Supremo fijó para considerar una cláusula suelo transparente, según afirman fuentes jurídicas. La decisión del juzgado de Lleida pasa así a seguir los pasos del Alto Tribunal, cuyo fallo fue el primero de este signo tras años tumbando las condiciones hipotecarias de varias entidades. Fuentes financieras aseguran que esta sentencia del 22 de mayo da esperanzas al sector ante lo que parece que será una nueva oleada de litigios en los juzgados de los clientes descontentos con la respuesta recibida en estos meses de sus bancos a razón de la entrada en vigor del decreto ley de enero.

Pero no todo es felicitaciones en la banca frente a los jueces. Al parecer, y según asegura el despacho de abogados Spanish Legal Reclaims, los afectados por la pérdida de los depósitos que entregaron a cuenta para la compra de una vivienda sobre plano antes y durante la crisis económica pueden ahora recuperar su dinero, según una nueva sentencia del Tribunal Supremo que crea jurisprudencia.

Esta sentencia, siempre desde la interpretación del despacho de abogados, abre la posibilidad a que todos los afectados por la quiebra de promotoras puedan recuperar sus depósitos reclamándoselos al banco donde el dinero fue ingresado.

Y cambiando de tema por completo. Parece que en los últimos meses no puede faltar hablar de la situación de Banco Popular. La entidad que preside Emilio Saracho celebrará el próximo 31 de mayo un consejo de administración ordinario. En esta reunión se da por seguro que se repasará el futuro de la entidad. Es decir, su previsible venta, su menos posible ampliación de capital, y la enajenación de sus activos no estratégicos, entre los que está a punto de firmarse la venta de TotalBank, su filial estadounidense.

La venta de Popular está sobre el tejado de Santander, BBVA y Bankia y del precio que ofrezcan por la entidad. De momento, el consejo reclama 1,2 euros por acción, frente a los 0,67 euros a los que cerró el viernes, tras descender un 1,18%.

La ampliación de capital depende de la credibilidad que inspire la entidad a los fondos, y ahora parece que poca. Sin embargo, en el banco se ha comenzado a hablar de llevar a cabo una inyección de capital en el banco de unos 4.000 millones de euros, tal como reclama el mercado. De esta forma, considera que podría terminarse con las dudas sobre su viabilidad y saneamientos.

El problema: ¿quién pone el cascabel al gato?. ¿Quién avala esta ampliación de capital a la que habría que poner un precio muy bajo?, explican fuentes financieras. De momento, parte del consejo estaría dispuesto a volver a sacar la chequera para aportar fondos. Este es el caso del grupo mexicano encabezado por Antonio del Valle, que ahora posee alrededor del 4,3% del capital, la Sindicatura, o parte de este grupo inversor, que suma el 9,6% de Popular, aunque estos accionistas están ahora bastante divididos, según apuntan algunas fuentes.

Crédit Mutuel o Allianz podrían también aportar parte, aunque con dudas. El grupo chileno Luksic, fundador en los años 50 de la compañía croata minera Andrónico Luksic, que tiene el 3% de Popular, es un misterio para el banco español. Estos accionistas se descolgaron el pasado 5 de mayo con el anuncio a la CMNV de que se había convertido en accionistas significativos de la institución que preside Saracho.

Pero el grueso tendría que salir de inversores institucionales, aunque la cifra puede reducirse en 1.250 millones si los bonos convertibles (cocos) se canjean por acciones. Todo raro, raro, pero no imposible. A ello se sumaría el pequeño empujón que daría en el capital la venta de TotalBank.

Con esta hipotética operación el banco calcula que podría duplicar su valor, que asciende a 2.800 millones.

Mientras, Emilio Saracho tiene despistado a gran parte del sector financiero y a los supervisores. “Es un banquero de inversión, actividad muy distinta a la comercial, y de ahí el despiste que ha generado entre sus actuales colegas, aunque le conozcan desde hace tiempo”, declara un defensor a ultranza de Saracho. Eso sí, esta fuente asegura que una de las primeras cosas que hizo Saracho cuando llegó a Popular fue bajar de planta en el banco para estar con el resto de su equipo. Nunca quiso estar en el despacho de su predecesor Ángel Ron porque lo considera faraónico, coinciden varias fuentes.

Por cierto, la Comisión de Investigación del Congreso que analizará el origen de la crisis financiera, desde 2000 hasta 2015, así como el rescate bancario, se activará previsiblemente el próximo jueves y comenzará con un plan de trabajo a partir de la segunda semana de junio. La constitución de la comisión coincide con la conclusión del libro blanco del Banco de España sobre la crisis financiera y bancaria que se produjo en España a partir de 2008, con especial atención a la actuación del papel del supervisor.

 

Normas