EE UU demanda a Fiat Chrysler por trucar las emisiones de sus motores diésel

La empresa cae cerca de un 3% en Wall Street

Washington acusa al grupo de uso de software ilegal en las mediciones

Sergio Marchionne, consejero delegado de Fiat Chrysler.
Sergio Marchionne, consejero delegado de Fiat Chrysler. Reuters

El Gobierno de EE UU ha presentado una demanda civil contra Fiat Chrysler en el que acusa al grupo de automoción de utilizar un software para evitar los controles de las emisiones de los vehículos diesel, según señaló este martes de la Agencia de Protección Medioambiental de EE UU. La demanda es paso procesal dentro de un litigio que podría elevar la presión sobre la compañía.

La denuncia podría ayudar a forzar un acuerdo extrajudicial, similar al alcanzado con Volkswagen, que finalmente tendrá un coste para el grupo germano de 25.000 millones de dólares y afectará a un gran número de coches. Volkswagen admitió que había utilizado herramientas de forma intencionada para falsificar las mediciones de CO2, mientras que Fiat Chrysler lo ha negado.

Los mercados financieros están pendientes del posible escándalo. Las acciones de Fiat Chrysler caen cerca de un 3% en Wall Street tras conocerse la noticia.

La demanda presentada por el Gobierno señala que el fabricante italoestadounidense no declaró la colocación de dispositivos para la medición de emisiones en los vehículos diesel entre 2014 y 2016.

En enero, la Agencia de Protección Medioambiental y el estado de California acusaron a Fiat Chrysler de usar ilegalmente un software para permitir un exceso de emisiones de los motores diesel en un total de 104.000 vehículos. La citada agencia indicó entonces que la multa máxima podría rondar los 4.600 millones de dólares.

La compañía indicó el viernes pasado que planea actualizar el software con el que espera resolver las preocupaciones de los reguladores estadounidenses sobre el exceso de emisiones en esos vehículos.

Normas