Hoteles

NH sopesa volver a invertir en 2018 si logra reducir la deuda a 550 millones

Venderá el hotel que tiene en Nueva York después del verano

Estima que el beneficio crecerá un 38% en los dos próximos años

NH Ampliar foto

La recuperación del turismo ha sido un balón de oxígeno para NH Hoteles, ahogada por la deuda financiera acumulada tras años de crecimiento de su cartera a través de adquisiciones. El incremento de viajeros, especialmente en España, unido al impacto que ha tenido en sus cuentas el plan de eficiencia y los 200 millones de euros invertidos para recualificar muchos de sus inmuebles, ha permitido a la hotelera elevar su facturación y su beneficio, lo que al mismo tiempo le ha servido para reducir su endeudamiento. En 2016, la deuda financiera neta se situó en 747 millones, lo que supone 91 millones de euros menos que en 2015. El pasivo cerró el pasado ejercicio en el 4,1% del beneficio bruto.

Es tan solo el principio de la estrategia de desapalancamiento que maneja la empresa para los dos próximos ejercicios. Ramón Aragonés, consejero delegado de NH, apunta que la principal prioridad para ese período es el control de la caja y la reducción del endeudamiento. “El objetivo es que la deuda financiera neta baje hasta suponer el 2% del beneficio de la compañía en 2018”, señala en una entrevista con Cinco Días.

Las previsiones que maneja la compañía es que el beneficio crezca exponencialmente en los dos próximos años. El pasado ejercicio cerró en 181 millones y NH prevé que podría llegar a 225 millones este año y a 250 millones en 2018. Los analistas de Banco Sabadell coinciden con la previsión de la hotelera para este año y reconoce a que el ebitda se situará en 222 millones al final de este ejercicio. “Valoramos favorablemente la evolución vista en ingresos en el primer trimestre, si bien creemos que pueden haberse visto favorecidos por el efecto Semana Santa. Podríamos ver crecimientos más moderados en los próximos trimestres”, apunta Francisco Rodríguez, analista de la entidad.

Si el objetivo pasa porque la relación entre deuda y beneficio se sitúe a final del próximo año en el 2%, esto supondría que la deuda financiera neta se reduciría a 500 millones. El consenso de analistas que consulta Bloomberg cree que la ratio quedará finalmente en el 2,2% a finales de 2018 con un pasivo de 553 millones.

La cadena ultima la firma de un contrato de gestión de un inmueble vacacional en México

Ese plan de desendeudamiento está cimentado en dos ejes:la venta de activos y la mejora del beneficio por el buen ciclo económico. Aragonés reconoce que la cadena cuenta en la actualidad con una cartera de activos valorada en 1.900 millones de euros y el primer hito para ese desapalancamiento se centra en el hotel que la cadena posee en Nueva York. El establecimiento de tres estrellas cuenta con 240 habitaciones y podría tener un precio de mercado cercano a los 100 millones de euros. El consejero delegado de NH confirma que ya han recibido ocho ofertas y que la venta se cerrará con toda seguridad entre septiembre y octubre. La cadena se hizo con este establecimiento tras su entrada en el grupo italiano Jolly, al que absorbió completamente en 2007. NH puso el cartel de “se vende” desde 2012 y está muy cerca de alcanzar una solución a un activo que ha tratado de vender sin éxito en los últimos cinco años. Entre enero y marzo, la compañía se anotó 30,5 millones por ventas por activos, de los que 22,2 millones procedieron de la venta de un hotel en Málaga a la socimi Hispania.

La mejora del beneficio este ejercicio y el que viene procederá fundamentalmente de los mercados europeos, que son los que han presentado mejores resultados en el primer trimestre. Los ingresos por habitación disponible, el principal indicador de rentabilidad de los hoteles (conocido como Revpar por sus siglas en inglés) crecieron un 11,9% respecto al mismo período de 2016, con avances superiores en mercados como Benelux (18,1%) o España (13,1%). Ese índice se incrementó un 8,9% en Alemania, un mercado estratégico para NH, dos puntos menos que la media de toda su cartera. La cadena lo achaca al excepcional primer trimestre registrado en Munich en 2016, como consecuencia del traslado de cientos de militares para la crisis de refugiados sirios.

Si se alcanzan esos objetivos, la compañía se planteará la posibilidad de volver a invertir. “Tenemos que acabar de ordenar la casa. Cuando lo hagamos y si el viento de cola sigue soplando podremos entonces empezar a barajar volver a comprar”, recalca Aragonés.
Por ahora, las operaciones se centran en activos puntuales ligados al vacacional. La compañía está a punto de cerrar un contrato de gestión en un hotel en México, similar al que opera en los seis hoteles que tiene en República Dominicana (2.500 habitaciones). En este segmento, la compañía también cuenta con cuatro hoteles en España bajo la marca Hesperia con 1.200 habitaciones.

379 hoteles en 31 países

La cadena hotelera cuenta con una cartera de 379 hoteles en 31 países y una oferta de 58.676 camas. España es el principal mercado de la compañía, con 133 hoteles (un 35% del total) y 16.680 camas (un 28,4%). Le siguen Alemania (58 hoteles), Italia (51) y Holanda (35). Fuera de la Unión Europea, Latinoamérica es el principal mercado, con 15 hoteles en Argentina y Colombia, respectivamente, y 13 en México.

Los buenos resultados en 2016, en los que obtuvo un beneficio neto de 30,8 millones, llevaron a la hotelera a recuperar el dividendo, suspendido desde 2009. El consejo de administración de NH Hotel Group propondrá en la próxima junta general de accionistas, convocada para el 29 de junio, el reparto de un dividendo con cargo a los beneficios de ese ejercicio por un importe de €0,05 brutos por acción. Al mismo tiempo se lanzará un plan de incentivos a largo plazo del que se verán beneficiados 100 altos cargos de la compañía.

La compañía afrontó el pasado mes su última operación para tratar de aligerar la carga financiera. De este modo refinanció 150 millones de euros con vencimiento en 2019, mediante una aportación de caja y una nueva emisión de 115 millones de euros con vencimiento en octubre de 2023 y un rendimiento del 3,17%. El consejero delegado considera que si finalmente se vende el hotel situado en Nueva York no será necesario recurrir a nuevas operaciones de refinanciación.

Normas