Unicaja trabaja contra reloj para debutar en Bolsa antes de agosto

El banco informará a la CNMV en los próximos días de su intención de salir

Espera capitalizar más de 2.400 millones tras captar unos 1.000

Unicaja Banco Ampliar foto

Si nada se tuerce –el futuro de Popular será crucial–, Unicaja saldrá a Bolsa antes de agosto. Los bancos contratados por la entidad que preside Manuel Azuaga para pilotar el estreno –UBS y Morgan Stanley son los coordinadores, y un escalón por debajo están Credit Suisse, BBVA y Citi– han intensificado los contactos con inversores. Todo el proceso está tutelado por Rothschild, que ha dado luz verde al debut ante las favorables condiciones del mercado.

Está previsto que la entidad malagueña comunique en los próximos días a la CNMV su intención de cotizar (intention to float o ITF, en la jerga). El banco emitirá un máximo de 687,5 millones de acciones nuevas, que se sumarían a los actuales 922,8 millones. El importe que recaudará dependerá del descuento que exijan los inversores para acudir a la colocación, exclusivamente dirigida a institucionales.

La buena noticia es que la banca española ha recuperado posiciones fuertemente en la Bolsa en los últimos tiempos. Unicaja aspira a cotizar a ratios más atractivos que Liberbank, que se paga con un descuento del 54% respecto a su valor en libros. Una valoración similar daría una capitalización de partida a la antigua caja de alrededor de 2.400 millones de euros. Su valor en libros a cierre del año pasado era de 3.000 millones de euros, según una presentación del pasado miércoles.

El banco controlado por Fundación Unicaja, presidida por Braulio Medel, obtendría a esos precios, que implicarían unos 1,5 euros por acción, alrededor de 1.000 millones. Con este capital fresco, tendría de sobra para pagar los bonos contingentes convertibles (cocos) por 604 millones que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectó en EspañaDuero en 2013.

Una vez saldadas las cuentas por las ayudas públicas a su actual filial, de la que controla el 30,6%, también podrá adquirir el 21,1% del capital en poder del FROB. El precio al que Unicaja comprará esta participación es de 62 millones , según documentación de la entidad. Asimismo, tendrá fondos para asumir provisiones ante eventuales reestructuraciones de plantilla, problemas con cláusulas suelo y para la modernización tecnológica.

Cuando haya liquidado los cocos, el banco se sacudirá una importante losa en la última línea de resultados. En 2016, abonó por esa deuda, que se convierte en acciones en caso de que la ratio de máxima calidad caiga por debajo de un determinado umbral, un interés del 9,75%. El precio de esta ayuda se ha ido encareciendo año tras año, pues comenzó con un 8,5%. Es decir, la carga supuso unos 59 millones de euros en el ejercicio 2016.

Unicaja destaca sus diferencias con Liberbank. Esta última entidad cuenta con un balance un 33% inferior, y unas ratios de peor calidad. Unicaja saca músculo en cuanto a ratio de cobertura de activos improductivos. Asegura ser la “primera de la clase” en esta materia frente su comparables, con un 55% a cierre de 2016, por encima de CaixaBank (50%), Bankia (48%) y Sabadell (47%).

Su tasa de morosidad es además una de las más bajas de todo el sistema financiero español con un 9,8%, en línea con la de Bankia – excluyendo de los riesgos los saldos con su matriz BFA– a finales del año pasado.

Unicaja Banco ha sido extremadamente prudente en la gestión de su balance. Y esa es la fuerza que está defendiendo ante sus eventuales nuevos accionistas en las reuniones preliminares.

La entidad se presenta con un dividendo estable. Ha entregado a sus accionistas entre 18 y 25 millones al año en dividendos desde 2014, y en 2017 repartirá 17, pese a la caída del beneficio del 24% en 2016, hasta los 142,1 millones.  

EspañaDuero, tasada en menos de 300 millones

El 21,1% que Unicaja Banco no controla de EspañaDuero está valorado en 62 millones, lo que supone una tasación total para la filial de 294 millones de euros.

Valoraciones al alza. Unicaja aspira a parecerse más a Sabadell, que cotiza con un descuento del 23% de su valor contable, que a Liberbank (54%). Santander, BBVA, CaixaBank y Bankia, mientras, cotizan sin descuento. Esta mejora se debe a la subida generalizada de las cotizaciones en los últimos días.

Sus pequeños accionistas. El capital de Unicaja está en manos de la fundación (86,7%), de fondos (8,8%) y de particulares (4,4%). Estos últimos son unos 15.000, dueños de deuda subordinada y preferentes de las cajas castellanas.

Normas