Vender con la noticia: las Bolsas cierran a la baja

A pesar de la caída el Ibex conserva los 11.000

Wall Street se suma a la consolidación

ibex 35 hoy Ampliar foto

El resultado de las elecciones francesas no pilló por sorpresa al mercado.Después de un 2016 en el que las encuestas no predijeron el resultado final, este año las urnas confirman lo que anticipan los sondeos. Así ocurrió el domingo en la segunda vuelta de los comicios galos. Emmanuel Macron se convertirá en el próximo presidente de Francia con el 66% votos frente al 34% de Marine Le Pen.

Era la hora de que los mercados pusieran en valor el resultado. Pero, después de una semana en la que el Ibex 35 revalidó en sucesivas ocasiones sus máximos anuales y conquistó niveles que no veía desde agosto de 2015, el lunes los inversores apostaron por la cautela. El selectivo español cedió un 0,35% y puso fin a cinco sesiones consecutivas de ascensos. A pesar de esta leve caída, el índice de referencia de la Bolsa española consiguió mantener los 11.000 puntos.

IBEX 35 9.056,80 -0,18%
EUR x USD 1,1409 -0,079%

“La victoria de Macron será aclamada con un suspiro de alivio en los mercados financieros”. apunta Lukas Daalder, director de inversiones de Robeco Investment Solution. “Esperamos que esta victoria sea positiva para los activos europeos, que están algo retrasados después de la temporada de resultados”, afirma. No obstante, el experto señala que los mercados ya habrían descontado la vicotira de Macron la semana pasada.

Eso fue lo que sucedió hoy en las Bolsas europeas. Las escalada vivida por los índices del Viejo Continente desde que el pasado 24 de mayo se conoció que Le Pen y Macron pasarían a la segunda vuelta, este lunes los inversores optaron por consolidar los niveles. Es decir, vuelve a repetirse el lema de comprar con el rumor y vender con la noticia.

El efecto en el euro y las materias primas

Vaivenes en el crudo. La jornada comenzó con fuertes repuntes en el precio del petróleo. En el caso del Brent sumó hasta un 1%, para después llegar a registrar caídas del 1,39%. Sin embargo, las palabras del ministro de Energía de Arabia Saudí, Khalid Al-Falih, que confirmaban la intención del país de prolongar los recortes de producción de los países de la OPEP durante el resto de 2017 y también en 2018, insuflaron ánimos al crudo, que subió un 0,6% y llegó a rozar el nivel de los 50 dólares. Un suelo que perdió el pasado jueves por primera vez desde noviembre.

Ligera caída en el oro. La victoria de Emmanuel Macron sobre Marine Le Pen ha devuelto la tranquilidad a los mercados y el oro ha perdido atractivo como valor refugio para los inversores. Frente a los máximos de cinco meses que registró este metal precioso el pasado 11 de abril al superar los 1.300 dólares por onza, el oro ha ido perdiendo fuelle tras la primera vuelta de las elecciones francesas y según se ha ido enfriando la tensión entre EE UU y Corea del Norte que hacen algo más lejano un posible conflicto nuclear. Al cierre de los mercados europeos esta materia prima caía un 0,26% hasta los 1.226 dólares por onza.

El euro cae por debajo de los 1,10 dólares. El euro puso fin a la tendencia alcista de las últimas sesiones y corrigió un 0,62%, hasta los 1,093 dólares. “Los mercados ya habían descontado la victoria de Macron a finales de la semana pasada”, señalan desde Monex Europe. “El euro está cotizando en rangos considerablemente por encima de lo que justifica el diferencial de tipos”, añaden desde Ebury.

El Cac francés, que sube un 6,5% desde la primera vuelta y se aproxima a niveles de 2008, corrigió un 0,91%. Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, explica que las Bolsas han subido mucho en poco tiempo por lo que un período de consolidación o incluso una pequeña corrección sería hasta positivo en estos momentos.

La tendencia bajista se prolongó en el resto de plazas europeas. El Dax alemán, que se sitúa en zona de máximos históricos, concluyó con un descenso del 0,18%, mientras el Euro Stoxx cedió un 0,46%; el MIb italiano, un 0,26%. Solo el FTSE británico consiguió salvar la sesión en positivo, pero su subida se limitó al 0,05%. En Estados Unidos, S&P 500 y Dow Jones cerró en tablas (0% 0,03%, respectivamente) mientras Apple maquillaba el Nasdaq (0,23%).

El consenso de los analistas señalan que la victoria del candidato socialdemócrata supone un freno a la corriente populista, al menos en el corto plazo. “Si bien estos resultados no significan el fin de las tendencias euroescépticas, sí proporcionan evidencia de que el impulso no es tan fuerte a su favor y que la extrapolación de los votos del año pasado en Reino Unido y EE UU pueden ser un mal ejemplo para anticipar los resultados de las elecciones en Europa”, señalan desde Lombard Odier.

El escenario al que se enfrenta Macron en los próximos años no es sencillo.Como primer escollo, los próximos 11 y 18 de junio se celebran las elecciones legislativas, que podrían convertirse en un obstáculo a la hora de sacar adelante su programa. “Las últimas encuestas sugieren que los más probable es que se forme un gobierno de coalición con los denostados partidos de los republicanos y socialistas”, resalta desde Robeco. Pero las dificultades no se limitan a esto. Como señalan varias firmas de análisis, Macron es un firme defensor del proyecto europeo, por lo que las negociaciones entre la UE y el Gran Bretaña se plantean complicadas.

Los expertos consideran que en las próximas sesiones los inversores podrían poner freno a las subidas de las últimas semanas. Los analistas de Renta 4 recomiendan prudencia porque no se han disipado del todo los riesgos a los que se enfrenta el mercad. “Si estos se materializaran, permitirían alcanzar puntos de entrada más atractivos que los actuales”, añaden. Para XTB este nivel podrían ser lo 10.800 puntos y fijan como techo en el corto plazo los 11.200.

Sin embargo, superada esta primera recogida de beneficios, las firmas de análisis creen que los mercados europeos conservan potencial. “Esperamos que el pequeño grado de prima de riesgo residual desaparezca rápidamente, mientras que la actitud de los inversores hacia los activos europeos continúe mejorando a medio plazo, a medida que la atención se aleje de la política”, sostienen desde Lombard Odier. La firma considera que la atención debería centrarse ahora en los datos macro, que permanecen en una tendencia de mejora constante.

En la misma línea se mueven los expertos de Capital Group que ven una serie de factores a favor del mercado europeo.Entre ellos destacan señales de crecimiento económico sólido, valoraciones atractivas frente a otros mercados desarrollados y la depreciación gradual del dólar americano. “Las compañías de la zona euro están experimentando una importante mejora en los crecimientos de sus ingresos, lo que refleja un entorno macroeconómico más sólido. Después de un largo periodo de bajas rentabilidades, hay margen para que veamos mayores ganancias relativas en los valores de la zona euro” concluyen.

Más de dos tercios de las empresas europeas que han presentado sus cuentas superaron las previsiones en el primer trimestre, con un 10% de media, y después de que los beneficios crecieran un 25%. Esto permite romper con la tendencia de los últimos seis años.

El resultado electoral de Francia, apenas tuvo efecto en el mercado secundario de deuda. La rentabilidad del bono español a 10 años permaneció estable aunque recuperó la barrera del 1,6% mientras el bund cerró en el 0,4%. La prima de riesgo española cerró en los 119 puntos básicos, mientras la francesa, aunque subió levemente permanece en mínimos de noviembre en los 36 puntos básicos. BrandyWine Global, la filial de Legg Mason especializada en renta fija cree que la victoria de Macron debería apuntar el apetito por el riesgo y la huida de los inversores por activos refugio así como allanar el camino para que el BCE empiece a retirar las medidas ultralaxas.

Yves Mersch, miembro del consejo de gobierno del BCE, ha declarado hoy en Tokio que el BCE debería plantearse ir ajustando su política monetaria hacia el crecimiento que se observa en la zona euro. “La recuperación en la zona euro está ganando más y más tracción”, ha señalado, para añadir que la política del BCE necesita ir alineada con un entorno en evolución. Sus palabras llegan solo pocas horas después de que se haya conocido el resultado electoral en Francia.

Normas