Operación Lezo

López Madrid dimite como consejero de OHL un día antes de la junta de accionistas

El yerno de Juan Miguel Villar Mir es uno de los investigados de la operación Lezo

La presión interna en busca de la renuncia ha ido creciendo conforme se acercaba la reunión anual de mañana

En primer término, Juan Villar-Mir, presidente de OHL, y su padre Juan Miguel Villar Mir, primer accionista del grupo. Detrás, Javier López Madrid, consejero del grupo y cuñado del presidente.
En primer término, Juan Villar-Mir, presidente de OHL, y su padre Juan Miguel Villar Mir, primer accionista del grupo. Detrás, Javier López Madrid, consejero del grupo y cuñado del presidente.

La presión interna y el peso de los acontecimientos han acabado con la renuncia de Javier López Madrid como consejero de OHL. Se va un peso pesado en la constructora, pese a no tener condición de ejecutivo, y un miembro de la familia Villar Mir. O al menos eso se espera. La renuncia, presentada esta tarde por carta al presidente, debe ir mañana al consejo de administración que tendrá lugar una hora antes de la junta de accionistas.

El yerno del expresidente, Juan Miguel Villar Mir, y cuñado del actual presidente de OHL, Juan Villar-Mir, abandona el órgano de decisión un día antes de una cita clave que se prevé complicada para la nueva dirección del grupo. López Madrid está entre los investigados por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en el contexto de la operación Lezo.

Abogado y licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, es consejero de OHL desde 2002, y su última ratificación para este cargo dato de mayo de 2015. La renuncia ahora se produce por "causas personales".

Si el hijo mayor de Villar Mir dirige la constructora cotizada de la familia, OHL, el yerno López Madrid lleva las riendas de Grupo Villar Mir, del que cuelga la propia OHL, y es presidente de la cotizada Ferroglobe

La Guardia Civil ha buscado en la contabilidad de la constructora (la demanda de información se produjo el 20 de abril) una presunta transferencia de 1,4 millones a la sociedad con sede en Panamá y cuentas en suiza Lauryn Group. López Madrid habría sido, según el auto, responsable de la supuesta comisión. El ya exconsejero se ha declarado inocente y asegura que se defenderá con la mayor energía posible.

Si el hijo mayor de Villar Mir dirige la constructora cotizada de la familia, OHL, López Madrid lleva las riendas del holding ,Grupo Villar Mir del que cuelga la propia OHL, y es presidente de la cotizada en el Nasdaq Ferroglobe. Tras ser condenado por el caso de las tarjetas black de Bankia, caso por el que tiene presentado recurso, recibió el respaldo de los consejos de las citadas OHL y Ferroglobe. Ahora, sin acusación firme en la operación Lezo, aunque en libertad con fianza, este asunto relacionado con una presunta trama corrupta en torno al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha terminado por el momento con la trayectoria del marido de Silvia Villar-Mir en la empresa familiar.

Examen ante los accionistas

El actual presidente de OHL y su consejero delegado, Juan Villar-Mir y Tomás García Madrid, respectivamente, se enfrentan mañana a una tormentosa junta de accionistas. Si la del año pasado –en la que ya resonaron quejas nada habituales entre los minoritarios– fue la de la sucesión, con el relevo de Juan Miguel Villar Mir por su hijo, la junta de este año será la de la rendición de cuentas.

El grupo de infraestructuras, que ya pidió un año atrás un voto de confianza a sus partícipes tras una dura crisis reputacional en México, que asoló la cotización, se ve acechada ahora por el citado caso de presunta corrupción en España. Pese a las fuertes presiones internas en busca de la renuncia de López Madrid, la decisión final era personal. La marcha del consejero investigado quita presión a la nueva cúpula de OHL.

El consejero delegado, Tomás García Madrid, ha vendido durante los últimos meses la idea de transparencia y nula permisividad con la corrupción, pero el consejo se habría visto obligado a respaldar a López Madrid si no hubiera abandonado su cargo.

Defensa

Mientras López Madrid defiende su inocencia, OHL ha insistido, y así lo hará mañana si aprietan los asistentes a la junta, que este personaje relevante para la compañía “nunca ha tenido responsabilidades ejecutivas ni de representación en el grupo”.

OHL ha buscado la semana pasada un golpe de efecto en la investigación interna, de carácter voluntario, con la que ha querido ir más allá que el propio juez Velasco. Si las pesquisas de la Guardia Civil se circunscriben a las transferencias realizadas por OHL desde México a Lauryn Group, la empresa ha rastreado operaciones de sus filiales en todo el mundo. Resultado: “No hay indicio alguno de actos ilegales o ilícitos de ningún tipo”, aseguran desde la compañía.

Será labor de García Madrid entonar mañana el compromiso de tolerancia cero con la corrupción, asegurar el cumplimiento del código corporativo de buen gobierno y una política de transparencia ante la justicia.

Normas