Pagos a proveedores
El truco del Gobierno para saltarse los periodos legales de pago

El truco del Gobierno para saltarse los periodos legales de pago

El Gobierno propone que el plazo de pago se contabilice desde certificación o conformidad de los bienes y servicios.

La Federación Nacional del Trabajo Autónomo ha denunciado el truco con el que el Estado pretende manipular los periodos medios de pago. La Administración quiere cambiar la metodología para calcular el periodo medio de pago a proveedores. La idea es que los días comiencen a contar desde el momento en que la Administración de su conformidad o certificación de los bienes o servicios recibidos.

"¿Y si unos ordenadores que recibe un Ayuntamiento no se abren hasta tres meses después?", reclama el presidente de ATA, Lorenzo Amor. Pues, con la nueva propuesta, el Gobierno podría pagar estos ordenadores 120 días después de haber recibido la prestación del servicio. Sin embargo, "legalmente" (si la nueva medida sale adelante), sí estaría dentro de los periodos de pago establecidos por el reglamento.

Es decir, se percibe un claro intento de maquillar estos datos, para rebajar las cifras de los informes oficiales. Aunque en la práctica, el autónomo o pyme en cuestión cobre mucho más allá de los 30 días que marca la Ley.

Expediente de la Comisión Europea

En este sentido, ATA recuerda que la Comisión Europea ha abierto expediente a España por este asunto. Es por ello que reclaman que los cambios especifiquen “claramente” los supuestos en los que los procedimientos de aceptación y verificación sean necesarios”. Asimismo, sostienen que, en caso de que estos sean necesarios, “ninguno superará los 60 días”.

Por su parte, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha recalcado que el plazo de pago debe ser de 30 días y que este ha de contabilizarse “desde el registro de factura, la entrega de bienes o la prestación del servicio”.

“La Administración no puede usar la certificación o la conformidad para saltarse de forma sistemática el plazo legalmente establecido. Esta no solo debe pagar en tiempo y forma a sus proveedores, sino que tiene que ser capaz de certificar y validar en un plazo máximo de 30 días”, ha finalizado.

Normas
Entra en EL PAÍS