Desafíos para la CNMV

Las grandes empresas prefieren emitir deuda fuera de España

Luxemburgo, Londres y Dublín concentran la negociación de las nuevas emisiones

La CNMV intenta desde 2013 atraer el registro de las colocaciones, sin éxito pese al brexit

Las empresas españolas se están lanzando a la emisión de deuda corporativa, conscientes de que los tipos de interés terminarán por subir en la zona euro y de que probablemente el próximo año el BCE dejará de dirigir con mano firme el mercado de renta fija por la retirada de su programa de compra de deuda. Las empresas están por tanto aprovechando para financiarse lo más barato posible y para reestructurar su pasivo, intentando reducir en la medida de lo posible el coste de su deuda.

La avalancha de emisiones de deuda de empresas españolas está sin embargo pasando de refilón por el mercado patrio y los grandes del Ibex siguen prefiriendo registrar sus emisiones fuera de España, en plazas como Dublín, Londres o Luxemburgo, a pesar de los esfuerzos de la CNMV por potenciar el registro de colocaciones de renta fija en suelo español. En el primer trimestre del año, el volumen de emisiones brutas de renta fija registradas en la CNMV se situó en los 17.429 millones de euros, lo que supone la mitad de lo registrado en el mismo período del año anterior.

Por el contrario, las emisiones de renta fija realizadas por emisores españoles en el exterior fueron más del doble de las efectuadas en el inicio de 2016, superando los 9.300 millones de euros, según datos del regulador recogidos en su boletín trimestral. El volumen de emisiones sigue condicionado por “el mantenimiento de la actividad emisora internacional de las grandes compañías”, reconoce la CNMV.

En lo que va de año, solo el volumen de emisión de bonos, y sin contar con el sector financiero, asciende a 12.613 millones de euros, de los que 4.290 millones están listados en Luxemburgo, 2.099 millones en Reino Unido –pese al brexit– y 1.758 millones en Irlanda, según datos de Dealogic. Solo se han registrado en España los 500 millones de euros de una emisión de Ferrovial, a los que se suman los 600 millones en bonos lanzados por Mapfre.

Telefónica es una de las grandes compañías que realiza habitualmente sus emisiones de deuda desde el extranjero, en plazas como Estados Unidos o incluso Taiwan cuando se trata de divisa extranjera. Pero para sus emisiones en euros también elige una plaza extranjera, en este caso Londres. Santander tiene Dublín como base de operaciones para sus emisiones de deuda.

El regulador español no ha logrado por el momento atraer a las grandes compañías, que siguen prefiriendo otras jurisdicciones para el lanzamiento y cotización de sus emisiones de deuda, con la consiguiente pérdida de negocio para el mercado nacional. La CNMV ya aprobó en noviembre de 2013 una serie de cambios en sus guías de emisión de renta fija con el fin de agilizar y facilitar las colocaciones, con mejoras como que el folleto se pudiera registrar en inglés.

El objetivo sin embargo no se ha cumplido, a pesar de que es mayor el número de compañías ya optan por emitir desde España, incluidos organismos públicos como Adif que con anterioridad lo hacía desde Dublín. De hecho, la CNMV se ha marcado para este año el propósito de realizar “una revisión crítica de las guías de emisiones”, con el fin de “agilizar la tramitación de estas operaciones”, según consta en el Plan de Actividades de 2017.

“Es una cuestión de flexibilidad para las emisiones, otros reguladores actúan con más rapidez que aquí”, explican fuentes de un banco de inversión extranjero. De hecho, y a pesar de que el entorno de mercado sea favorable para las emisiones, la rapidez en el visto bueno del regulador es un aspecto muy preciado para los emisiones, que van a buscar la ventana de oportunidad para colocar deuda lo más barata posible.

Ferrovial y Mapfre, las excepciones

Ferrovial y Mapfre son las dos únicas compañías españolas que han registrado sus emisiones de deuda en España en lo que va de año. “El acceso a inversores ha sido muy bueno haciendo el registro desde CNMV”, explica Javier Guzmán, experto de Société Générale, uno de los bancos colocadores de la emisión de Ferrovial, que añade que para una corporación que tiene su programa de deuda listado en una plaza financiera no es fácil trasladarlo a otra.

Luxemburgo y Dublín, las sedes para Iberdrola, Santander y Gas Natural

Luxemburgo es el lugar en que han listado las emisiones lanzadas este año Gas Natural, Iberdrola, NH y Madrileña Red de Gas. Grifols, Cellnex y Dia han emitido desde Dublín, al igual que Santander. Los bancos colocadores reconocen que el acceso al inversor institucional para emisiones en euros es similiar desde España al de otra plaza europea. Para el emisor la diferencia está en un plus de formalismo por parte del regulador español. “La CNMV debe ser más competitiva sin renunciar a ser exigente y garantista”, afirman en un banco internacional.

Normas