Caixabank gana un 48% más en el trimestre tras la integración de BPI

La ratio de solvencia CET1 fully loaded cae al 11,5% desde el 12,4% tras la fusión

La compra tendrá un impacto neutro, entre el beneficio de 159 millones y los costes de 155 para reestructuración

CaixaBank
Logo de Caixabank en su sede REUTERS

Las cuentas de Caixabank digieren el impacto de la compra de BPI. La entidad ha comunicado un incremento del beneficio atribuido del 47,9%, hasta los 403 millones de euros, una cifra muy por encima de los 315 millones que los analistas esperaban de media. Desde el 1 de febrero, CaixaBank consolida su participación en BPI en sus resultados, por lo que su contribución en los dos meses ha sido de 50 millones, explica el grupo. Asimismo, la integración produce un resultado extraordinario de 159 millones, si bien  la reestructuración que acometerá BPI en los próximos meses tendrá un  coste aproximado de 155 millones para CaixaBank, con lo que el "impacto global de la operación será neutro".

En cuanto a los ingresos, los recibidos por comisiones aumentan un 20,3%  hasta 588 millones (un 8,7% por BPI), mientras que en el lado del crédito, la cifra sobre clientes brutos sube un 11,3% hasta totalizar 227.934 millones.Con la integración de BPI, la  entidad incorpora dos millones de clientes, 34.037 millones recursos de clientes y 23.328 millones de crédito a la clientela bruto.

El margen de interesesalcanza los 1.153 millones de euros, con un alza del 13,1%, del que BPI aporta un 6,8% de crecimiento. El margen bruto, por su lado, cae un 1,5%, tras incluir en 2016 la materialización de plusvalías latentes procedentes de activos de renta fija. La cartera departicipadas refleja, también, la venta del 2% de la participación de BPI en BFA (-97 millones) y otros cambios de perímetro.

 

Margen de intereses 1153 +13,1%
Comisiones netas 588 +11,6%
Margen bruto 1.893 -1,5%
Resultado atribuido 403 +47,9%
CET1 fully loaded 11,5%  

 

La solvencia también se ve afectada por la compra, la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) fully loaded cae al 11,5 % desde el 12,4% de diciembre, tras el efecto de la dquisición de BPI (-108 puntos básicos) y la evolución positiva de los ajustes de valoración. Caixabank señala que esta ratio se sitúa "en línea con el rango fijado en el Plan Estratégico", del 11%-12%. Además, puntualiza que el efecto en capital de la adquisición de BPI ya había sido cubierto con antelación en 2016 con la venta de acciones propias.  

La ratio de morosidad del grupo se sitúa en el 6,7 % frente al  6,9 % de diciembre de 2016. BPI aporta una base de dudosos de 1.508 millones de  euros  y su ratio de morosidad es del 6,1 %.

Normas