Pensiones

La propuesta de CC OO que estudia el Gobierno: que los salarios altos coticen más

En la actualidad alrededor de 30.500 millones de ingresos salariales no cotizan

El sindicato defiende un aumento de la pensión máxima pero en menor medida

pensiones Ampliar foto

El Parlamento está negociando una reforma en profundidad del sistema de pensiones en el seno de la Comisión del Pacto de Toledo. Pero, en paralelo, y de forma más urgente, el Gobierno está negociando también con los sindicatos y la patronal algunas medidas para aumentar con cierta celeridad los ingresos de la Seguridad Social, que en 2016 tuvo unos números rojos de 18.000 millones de euros.

Dentro de estas medidas que negocia el Ejecutivo con los agentes sociales está la propuesta por Comisiones Obreras (CC OO), de aumentar la recaudación haciendo que los trabajadores coticen al sistema por la totalidad de su salario, eliminando la actual base máxima de cotización. Ahora mismo, el sistema fija un tope máximo de 3.751,20 euros al mes, de forma que todos los ingresos salariales que superan esa cantidad están exentos de cotización.

En total, según distintos cálculos se estarían escapando a dicha cotización alrededor de 30.500 millones de euros. Por ello, CC OO ha detallado hoy una propuesta de como eliminar progresivamente el actual tope de la cotización máxima (proceso denominado destope en el argot del sector). 

La base máxima ya ha experimentado fuertes incrementos en 2013 y 2014, de un 5% cada uno de estos años y del 3% en 2017. Solo con las subidas de esos dos primeros años, el sistema ha recaudad 1.500 millones más al año, lo que resulta una cantidad acumulada de 5.300 millones más en 2016.

Es más, según el análisis hecho por CC OO en 2015 el número de trabajadores que cotizaba por base máxima --al menos un mes al año-- ascendía a 1.460.000, un 4,3% más que el año anterior. Si bien fue mucho mayor el incremento de las retribuciones medias de estos trabajadores que cotizaban por lo máximo, al crecer un 9,2%; con ello, la masa salarial que no estaría cotizando creció ese año un 13,8% hasta los 30.479 millones de euros. 

De esta forma, si toda esa masa salarial que ecapaba a la cotización en 2015 hubiera cotizado por el tipo de cotización general por contingencias comunes del 28,3%, la Seguridad Social habría aumentado su recaudación en 8.626 millones en un solo ejercicio. "Esto demuestra que la potencia de la medida de destopar completamente las bases de cotización es muy potente en términos de ingresos", ha dicho hoy Carlos Bravo, responsable de Pensiones de CC OO.

No obstante, este sindicato propone que el denominado destope se produzca de forma progresiva. Una de sus simulaciones apunta que podría hacerse, en el caso de mayor celeridad, de forma que ya no hubiera ningún límite de cotización en 2020. Si bien para ello habría que haber empezado incrementando las bases máximas un 14,5% en 2016; un 31% en 2017; un 49,5% en 2018 y un 33,5% en 2019.

Esta progresión es poco probable de llevarse a cabo, por no decir imposible, pero "puede hacerse el diseño de destope que se pacte en la mesa de diálogo social, no tiene porque ser ni tan rápido, ni tiene por qué llegar a la eliminación total de los límites de cotización", ha precisado Bravo.

Subir la pensión máxima

Dicho todo esto, los técnicos de CC OO admiten que junto a estos incrementos de las bases máximas, se deberá diseñar un incremento de las pensiones máximas para mantener la contributividad del sistema: a más aportaciones, mayor pensión. Aunque, llegados a este punto hacen varias sugerencias. La primera de ellas es que el incremento no sea estrictamente proporcional, esto es que se mantenga la actual solidaridad de las pensiones máximas, que ahora suponen el 80% de la base máxima.

"Habrá que determinar en qué porcentaje se quiere mantener esta relación entre base máxima y pensión máxima", ha indicado Bravo. Además ha insistido en que, en cualquier caso, el resultado final entre lo que aumenten los ingresos con esta medida y lo que avancen los gastos por el incremento de las pensiones máximas deberá ser beneficioso en términos netos para el sistema de pensiones.

Otra de las consideraciones planteadas por este sindicato en la mesa de diálogo con el Gobierno es que a la hora de determinar cuanto más crecerá la pensión mínima se deberían tener en cuenta los estudios internacionales que indican que los trabajadores con mayores rentas tienen una mayor esperanza de vida, entre 1,5 y 4 años más, según dicho consenso internacional. El propio CC OO ha calculado con la Muestra Continua de Vidas Laborales que un varón con pensión máxima vive de media 3,7 años más que uno que cobra la pensión mínima.

Estudios internacionales indican que los trabajadores con rentas más altas viven entre 1,5 y 4 años más que el resto

En cualquier caso, el incremento de la pensión máxima que se acuerde, debería hacerse, según CC OO con un decalaje en el tiempo de algunos años y, por tramos. Esto es, proponen que se podrían fijar unos tramos de incrementos de bases máximas y que se correspondieran con unos tramos de incrementos de pensión máxima.

Además, la central que dirige Ignacio Fernández Toxo, defenderá también en la mesa de diálogo social un cambio en el actual sistema de revalorización del sistema de pensiones. Su intención es que se pacte un nuevo indicador que tenga en cuenta, de alguna forma, la evolución de los salarios, los precios y la propia economía, para que no se acumulen pérdidas de poder adquisitivo de los pensionistas como ocurre en la actualidad.

De hecho, Bravo se mostró firmemente convencido de que la actual fórmula de revalorización en función de las cuentas del sistema, que fija un suelo mínimo del 0,25% y un máximo del IPC más 0,5%, "se va a corregir, porque no veo a ningún Gobierno, ni actual ni futuro, capaz de mantener muchos años este índice de revalorización", ha dicho.

Normas