Crónica de mercados

La presión sobre la banca pasa factura al Ibex, ¿qué ocurre?

Todos las entidades financieras del selectivo cotizan en rojo

El índice cae un 0,21% pero se aferra a los 10.400 puntos

ibex 35
Sergio Garcia visita la Bolsa de N ueva York después de ganar el 81 Masters de Augusta AFP

Los bancos, que fueron los principales valedores de que la Bolsa experimentase el pasado trimestre el mejor de estos periodos desde 2015, se han convertido en los primeros compases del segundo trimestre en los principales verdugos de la renta variable. Así, las entidades financieras se han dejado en Europa un 0,46% y, debido a su gran peso en el selectivo español, han llevado al Ibex a cerrar en rojo. El índice ha caído un 0,21% para aferrarse a los 10.400 puntos.

Todo ello animado por el desangre del valor de la acción por el Banco Popular. Aunque esperado, el plan de choque  —que incluye una ampliación de capital— anunciado este lunes por el presidente de la entidad, Emilio Saracho, ha suscitado el castigo de los Mercados. Por tercera jornada consecutiva, el Popular registra pérdidas de en torno al 9% y se sitúa como el valor del Ibex que más caen.

Le acompañan en el rojo todas y cada una de las siete entidades financieras que componen el índice español. Sobre el futuro del sector tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se ha pronunciado el BCE. El Banco Central ha establecido un plazo de seis meses para otorgar su licencia a los bancos que salgan de las Islas Británicas y se establezcan en el Continente.

IBEX 35 8.866,50 -1,55%

En el lado opuesto, el viento sigue soplando a favor de Gamesa. La fabricante de aerogeneradores capitaliza la fusión con Siemens y el reparto de un megadividendo extraordinario de 1.000 millones y, gracias a la mejora de la recomendación de compra de HSBC, lidera las alzas en el Mercado español. Avanza un 3,55%.

Le sigue Técnicas Reunidas, que se anota un 2,68%. Las acciones de la ingeniera se ven favorecidas por el alza en los precios del crudo, que en el caso del Brent marca máximos desde principios de marzo y roza los 56 dólares por barril. Algo de lo que también se beneficia IAG. La aerolínea se destaca por segunda sesión consecutiva con un alza del 2,01% por la mejora de la recomendación de Goodbody Stockbrokers para su valor en la Bolsa de Londres.

Las aerolíneas han sido protagonistas de las alzas en la mayoría de las Bolsas Europeas. por ejemplo, en Frankfurt Lufthansa ha liderado las subidas con un 3,57% y en Londres, Easyjet avanzaba un 2,27%. Un impulso que no ha servido para que las Bolsas del Viejo Continente coticen al alza. Junto a la banca, los Mercados se han visto penalizados por el desempeño del sector tecnológico, que se ha dejado un 1,08%. Las empresas del sector se ven penalizadas por la posibilidad de que Apple cancele los contratos con la productora de chips Dialog. Las acciones de la compañía, que cotiza en la Bolsa alemana, experimentan su mayor devaluación en 16 años con caídas del 14%.

Algo que ha provocado que el Dax haya liderado las caídas en Europa al descender un 0,50%, seguido del MIB italiano que registró un retroceso del 0,46%. El CAC perdió un 0,11%, mientras que el FTSE británico se quedó solo en las subidas con un 0,23%.

Las Bolsas, y más concretamente los bancos, se ven afectados por un momento especialmente delicado en cuestiones geopolíticas. Después de que el viernes Trump decidiese bombardear Siria, ahora todas las miradas se ciernes sobre la tensión creciente con Corea del Norte. El régimen de Pyonyang anunciase que está dispuesto a atacar a EE UU después de que este país haya desplegado un portaaviones en la zona. En el caso de la renta fija, los inversores no solo miran a los movimientos militares estadounidenses, sino también hacia las inminentes elecciones francesas.

Como señalan desde Link Securities, el avance en las encuestas del izquierdista Jean Luc Melenchon y la posibilidad de que pase a la segunda vuelta junto a la líder del Frente Nacional Marine Le-Pen ha elevado la tensión sobre los bonos a 10 años europeos. Mientras la rentabilidad del francés escala en las últimas jornadas hasta el 0,957%, el español se sitúa en el 1,62%. El bund alemán se ha mantenido estable en el 0,209%.

Normas