Renfe Mercancías reducirá un 30% su tamaño para volver a beneficios

Pondrá en venta de 66 locomotoras y 1.500 vagones

La filial pone en marcha el plan 2017-2019, con desinversiones y recorte de plantilla

renfe
El presidente de RENFE, Juan Alfaro. Efe

Nueva ofensiva de Renfe para relanzar su división de Mercancías. Ha sido lanzada esta mañana y se denom,ina plan de gestión 2017-2019. Se trata de poner a la compañía en beneficios, tras unas pérdidas de 49 millones en 2016, y en condiciones de costes equiparables a los de la competencia privada.

La primera decisión es reducir el perímetro para ganar eficiencia. Está previsto un programa de desinversiones que podría incluir 66 locomotoras, de un total de 319, y 1.500 vagones. También se pondrán en venta las participaciones en Transfesa y Semat. El alcance está en estudio, pero ese material rodante pasaría de forma prioritaria a Renfe Alquiler.

La filial de carga de Renfe también negocia con sus empleados 366 bajas "no traumáticas" de una plantilla total de 1.312 trabajadores. El responsable de Renfe Mercancías, Adelardo Carrillo ha hablado ante los medios de comunicación de bajas voluntarias y reubicaciones en sociedades del grupo en crecimiento. Otra línea de actuación paralela a este plan de saneamiento será la internacionalización de la actividad, arrancando por los países vecinos de Portugal y Francia.

Renfe Mercancías viene de una liberalización por la que ha bajado en cuota de mercado del 100% al 70%. El proyecto a tres años vista pasa por reducir el tamaño de la filial entre un 20% y un 30% para hacerla más eficiente. Habrá rediseño de la actividad comercial, identificación de los excedentes de material y reubicación de personal. Todo ello en busca de mayor competitividad, mejorar el acceso de los clientes a los servicios y poner freno al deterioro patrimonial.

El director general Carrillo ha asegurado respeto a la competencia tras la reciente e histórica sanción de la CNMC, de la que ya ha sido provisionada una parte, "la que estimanos razonable", ha comentado, de los 60 millones de sanción en las cuentas de 2016. Carrillo ha confirmado que los servicios jurídicos de Renfe están preparando el recurso.

La empresa prevé facturar 218 millones este año y un crecimiento del 4% al 5% en los dos próximos ejercicios. Para este 2017 la estimación es alcanzar el equilibrio gracias a los extraordinarios; en 2018 la actividad ordinaria debería ser capaz de cubrir los costes de explotación, y ya en 2019 se espera un resultado positivo y sostenible en el tiempo.

Normas