Proyecto de casinos

Cordish sopesa construir su ‘Eurovegas’ sin las ventajas fiscales que solicitó

Representantes de la empresa estadounidense reciben explicaciones de la Comunidad sobre el rechazo a la autorización de centro integrado de desarrollo

La compañía analiza ahora si sigue con el proyecto Live Resorts Madrid

Cordish sopesa construir su ‘Eurovegas’ sin las ventajas fiscales que solicitó

Representantes de la estadounidense Cordish se reunieron este miércoles con responsables de la Comunidad de Madrid para recibir explicaciones de por qué el Ejecutivo regional ha rechazado la autorización como centro integrado de desarrollo (CID) para el macrocomplejo de ocio y casinos Live Resorts Madrid. Este permiso especial otorga ventajas fiscales al reducir la tasa impositiva de la actividad 10%. Ahora la empresa deberá decidir si continúa con el proyecto sin ese tipo de licencia.

El lunes viajaron desde Baltimore los responsables de Cordish que fueron recibidos este miércoles al mediodía por técnicos de la Comunidad, quienes detallaron los motivos por los que rechazaron la autorización para este Eurovegas en Torres de la Alameda (Madrid) como CID, según fuentes oficiales de la consejería de Economía.

Los técnicos explicaron de primera mano lo que la Comunidad ya anunció el pasado viernes, que no podían conceder la autorización porque consideran poco viable el proyecto y un gasto directo para las arcas públicas de 340 millones en carreteras y un apeadero de tren.

Sin relevancia social ni económica

Cristina Cifuentes recalcó ayer que la negativa a Cordish, respecto a la autorización de centro integrado de desarrollo, es definitiva. El promotor “no garantizaba la construcción del complejo en su conjunto, se preveía solo el inicio con la almendra central con una inversión cercana a los 500 millones”, aseguró la presidenta regional, lejos de los 2.200 millones que la empresa había anunciado. La política del PP aseveró que lo presentado que el proyecto no podía ser considerado como CID al no tener “la relevancia social, económica, de permanencia y sostenibilidad necesaria en el tiempo”.

La presidenta regional, Cristina Cifuentes (PP), recordó antes del encuentro que la compañía americana, si así lo deseaba, podía invertir “de manera particular, como hacen el 100% de los empresarios extranjeros”, pero sin la autorización de CID. Esta figura jurídica a la que optaban conlleva importantes ventajas para el promotor, como un tipo impositivo rebajado del 10%, la construcción en cualquier tipo de suelo y una única licencia para todas las actividades.

Las fuentes de la Comunidad aseguraron que Cordish no se posicionó en la reunión sobre el futuro del desarrollo urbanístico, sino que trasladó que debía analizar ahora el nuevo escenario.

Esta iniciativa, que llega tras el fracaso de otras similares como el Eurovegas de Sheldon Adelson en Alcorcón o el Reino de Don Quijote en Ciudad Real, preveía invertir 2.200 millones en una primera fase en un megacomplejo de hoteles, comercios, centro de convenciones, casinos y teatros.

Normas