Breakingviews

El plan de salud de Trump, en cama

Tras fracasar su alternativa, los republicanos deberán trabajar para arreglar los defectos de Obamacare

Donald Trump, compareciendo tras la retirada de su plan.
Donald Trump, compareciendo tras la retirada de su plan.

La capacidad de negociación de Donald Trump está enferma. Los congresistas republicanos han dado un golpe al presidente al no apoyar en número suficiente una alternativa a la Affordable Care Act (ACA, Ley de Salud Asequible), conocida como Obamacare.

A pesar de votaciones simbólicas en la Cámara y del alarde de Trump de que lo cambiaría “el primer día”, el Partido Republicano no ha podido reunir apoyos en su propio seno para un proyecto de ley que habría quitado el seguro a más de 20 millones de personas, aumentado los gastos corrientes de muchos otros, y reducido la ayuda pública a los pobres.

El Gobierno estima que los costes sanitarios llegarán al 20% del PIB en 2025, por el envejecimiento de la población

Mientras, el gasto médico sube un 6% anual, y el sector ya representa en torno al 18% del PIB. Aunque la inflación sanitaria se ha moderado recientemente hasta el 3,5%, el Gobierno estima que los costes llegarán al 20% del PIB en 2025, por el envejecimiento de la población. EE UU gasta en sanidad alrededor del doble por persona que otros países desarrollados. La ACA ha creado incentivos para hacer más eficientes los tratamientos, y las aseguradoras han restringido los costes al limitar los médicos que pueden visitar los pacientes.

No son medidas populares, empero. Y el proyecto de ley republicano habría subido aún más las primas de seguro para muchos de los que pudieran seguir bajo cobertura. El ala conservadora del partido lo consideraba demasiado generoso, mientras que los moderados se negaban a eliminar opciones que están usando sus electores.

Obamacare no es perfecto. Trump afirma que “explotará” y él y otros tratarán de socavarlo. Si el estado de ánimo de Washington cambia, algunos republicanos podrían intentar trabajar con los demócratas para corregir sus defectos. Por el contrario, si los correligionarios de Trump comienza a derogar medidas individuales, como el requisito de que todo el mundo tenga seguro, el resultado será empeorar los problemas de financiación del Gobierno y una subida de primas para los participantes.

Normas