Proyecto de casinos

Cifuentes tumba el nuevo 'Eurovegas' de Cordish

La Comunidad de Madrid niega la autorización de centro integrado de desarrollo al proyecto de juego, hoteles y centro comercial Live Resorts Madrid

Cifuentes tumba el nuevo 'Eurovegas' de Cordish

La Comunidad de Madrid tumba el que quería ser el nuevo Eurovegas, un macrocomplejo llamado Live Resorts Madrid, de casinos y ocio, que la empresa estadounidense Cordish quería desarrollar en el pueblo de Torres de la Alameda (Madrid). El Gobierno regional responde al promotor que la iniciativa conllevaría un coste para las arcas públicas de 340 millones de euros y que no está garantizada la viabilidad económica.

La Consejería de Economía, Empleo y Hacienda ha denegado la autorización como Centro Integrado de Desarrollo (CID) al proyecto, lo que impide llevar a cabo una inversión en casinos. Engracia Hidalgo, la consejera de Economía, ha firmado este viernes la decisión de no tramitar el proyecto Live Resorts Madrid de la empresa Global Cities Madrid Live, S.A., "una decisión basada en los informes técnicos que desaconsejan activar la figura del Centro Integrado de Desarrollo", explican desde el gobierno regional.

El Ejecutivo presidido por Cristina Cifuentes recalca para denegar la autorización que el proyecto generaría una carga importante para el presupuesto de la Comunidad de Madrid en infraestructuras del transporte, un coste que podría alcanzar los 340 millones, según destacan las fuentes oficiales. La resolución de Economía destaca que la empresa solicitaba algunas actuaciones "de sencilla y no costosa implementación" respecto a los accesos por carretera, además de pedir la colaboración de la Administración para disponer un apeadero de ferrocarril. Incluso considera que carece de documentos necesarios desde el punto de vista urbanístico.

Pero además, el Gobierno de Cifuentes lanza un misil sobre la línea de flotación de Live Resorts: "Con la documentación presentada por los promotores, no queda suficientemente acreditada la viabilidad económica y organizativa del proyecto", ya que la compañía solo garantiza una primera fase de la inversión.

Por tanto, el informe concluye que no procede tramitar el proyecto Live! Resorts Madrid por el procedimiento previsto por la ley para la aprobación de un CID, lo que pemitiría beneficiarse de ventajas fiscales, obtener la licencia de nuevo casino, el acceso de menores de edad acompañados de adultos y poder desarrollar la iniciativa inmobiliaria en cualquier tipo de suelo. La Comunidad deja abierta una ventana si la empresa subsana la viabilidad del complejo y vuelve a solicitar este procedimiento u otro tipo de autorización. Esta figura jurídica permite, por ejemplo, que el tipo tributario para casinos se reduzca al 10%, frente a unos impuestos que oscilan entre el 15% y el 40%.

Desde la Comunidad de Madrid se asegura que ya han comunicado a la empresa estadounidense la decisión de denegar la autorización. La compañía asegura a este diario que antes de pronunciarse estudiarán detenidamente las razones de denegación del Ejecutivo de Cifuentes.

Qué se considera un CID

Para que un proyecto sea considerado como Centro Integrado de Desarrollo (CID), la Comunidad de Madrid recuerda que debe tener un carácter multisectorial, es decir, que integren actividades industriales, turísticas, de convenciones y congresos, de ocio, espectáculos, juego, deportivas, sanitarias, culturales o comerciales, y presenten un impacto relevante, efectivo y duradero en el desarrollo económico, social y cultural de la región.

Pero el Ejecutivo de Cristina Cifuentes duda de la viabilidad. "Si bien el proyecto presentado, en la totalidad de sus fases podría ser considerado un Centro Integrado de Desarrollo (CID), el promotor sólo asegura la construcción del área central que comprende un hotel con 500 habitaciones; zona comercial; establecimientos destinados a gastronomía, cafeterías y bares; área de juego; centro de convenciones, conferencias y reuniones; y aparcamiento", recoge un comunicado de Economía.

Nuevo Eurovegas

La empresa estadounidense The Cordish Companies, a través de su marca Live Resorts, planeaba crear un gigantesco espacio de ocio, hoteles, centro de convenciones, compras y casinos en Madrid, en una zona no muy lejana del Aeropuerto de Barajas. La inversión prevista alcanzaba los 2.200 millones de euros inicialmente, según la presentación de la compañía realizada en diciembre en el Hotel Palace de la capital.

Esta inversión llegó tras el fracaso de la operación conocida como Eurovegas en Alcorcón (Madrid), impulsada por el magnate estadounidense Sheldon Adelson y auspiciada por el Gobierno regional del PP en la pasada legislatura. El proyecto presentado debía  ser autorizado por el Gobierno regional de acuerdo con la ley que prevé los CID aprobada por la Unión Europea.

La compañía familiar tiene sede en Baltimore y está presidida por David Cordish, de origen judío. Este complejo de ocio tenía previsto ocupar 134 hectáreas eun unos terrenos en Torres de la Alameda (Madrid), relativamente cerca del Aeropuerto de Barajas. Los promotores aseguraron que se levantaría una primera fase en 18 a 24 meses. La empresa fue creada en 1910 y que abarca ya cuatro generaciones. Cuenta con instalaciones similares en EEUU, a los que denomina distritos de entretenimiento, en ciudades como Baltimore, Filadelfia, Los Ángeles, Houston o Kansas City.

“Hemos elegido Madrid como la ubicación ideal para nuestro primer complejo en la UE”, señaló Joseph Weinberg, responsable de juego y ciudades de entretenimiento de Cordish, en la presentación multitudinaria ante la prensa en diciembre.

“Quiero ser cautelosa, pero tiene una pinta muy buena”, aseguró ese día de diciembre, por su parte Cristina Cifuentes. La presidenta de la Comunidad de Madrid (PP) quiso incidir en la diferencias con el anterior proyecto de Eurovegas, ya que este proyecto estaría enfocado a un ocio más familiar.

Características del proyecto

Durante dos años, la empresa ha estado localizando los terrenos idóneos, hasta que se decidió por los de Torres de la Alameda en la M-224, “por su facilidades de acceso desde el aeropuerto e Ifema”, ya que desde Barajas se llega en alrededor de 15 minutos. La iniciativa también preveía supuestamente construir un apeadero de tren que conectaría con Atocha en 10 minutos.

Live Resorts Madrid fue planeado con una capacidad hotelera de 2.700 habitaciones en una primera fase (hasta 4.000 en etapas posteriores) de cuatro y cinco estrellas. Además,de una gran área comercial y de outlets y tres centros de convenciones. También consta de zonas de casino, discotecas, un gran teatro para espectáculos al estilo Broadway, salas de cine, bolera, un centro de torneos de videojuegos, piscinas e instalación para hacer surf, beach club o una gran plaza como “destino internacional gastronómico”. Entre las atracciones estrella destacan una instalación permanente de circo contemporáneo y acrobático.

Además, se diseñó una amplia zona destinada a conciertos en directo, además de un club de la comedia y un teatro Imax. El inversor estadounidense aseguró que el proyecto preveía crear 56.433 nuevos empleos.

Normas