Política europea

Dijsselbloem pide perdón por sus palabras pero se niega a dimitir

Portugal exige el relevo del presidente del Eurogrupo por sus palabras sexistas

Dijsselbloem pide perdón por sus palabras pero se niega a dimitir
REUTERS

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se aferra al cargo tras el aluvión de críticas por sus comentarios machistas y despreciativos hacia los países del sur de Europa.El ministro holandés de Finanzas en funciones descartó ayer presentar la dimisión y atribuyó la indignación por sus palabras a un malentendido.

“Pido disculpas si alguien se ha sentido ofendido”, señaló Dijsselbloem en declaraciones en su país. Y con esas palabras, intentó dar por zanjado el incidente y se mostró dispuesto a completar su mandato al frente del Eurogrupo, que expira en enero de 2018.

Pero los reproches a Dijsselbloem arreciaron desde partidos de derechas y de izquierdas por sus comentarios despectivos sobre los países rescatados durante la crisis del euro. “No puedo gastarme todo el dinero en copas y mujeres y después pedir ayuda”, señaló el presidente del Eurogrupo en una entrevista con un diario alemán.

El Gobierno portugués, socialista como Dijsselbloem, pidió oficialmente la dimisión del presidente del Eurogrupo. Sin embargo, España no fue tan lejos. El ministro de Economía, Luis de Guindos, solo reclamó que Dijsselbloem presentara sus disculpas.

El ex primer ministro italiano, Matteo Renzi, también socialista, reclamó en cambio su salida inmediata. “Si quiere ofender que lo haga desde el bar de debajo de su casa, pero no desde un cargo público”, señaló Renzi en su página de Facebook.

En el Parlamento Europeo, populares y socialistas también dieron por amortizado a un Dijsselbloem ya muy tocado tras la debacle de su partido en las elecciones del pasado miércoles 15 en Holanda, cuando perdió el 75% de los escaños.

La presidencia de Dijsselbloem en el Eurogrupo ya quedó en el alero tras su resultado electoral. Pero el holandés anunció su intención de continuar al menos mientras siga siendo ministro en funciones.

Ahora, Dijsselbloem también parece dispuesto a esquivar las críticas por sus comentarios machistas. Y asegura que solo pretendía subrayar que “nadie puede malgastar su dinero y después pedir asistencia financiera”. Una tímida justificación para los ministros de Economía del sur, pero ninguna disculpa ante las mujeres que se han sentido ofendidas por su comentario machista.

Normas