Entrevista

José Vicente de los Mozos: “Preparamos el cuarto Plan Industrial en Renault España”

El presidente en España de la alianza de Renault y Nissan garantiza el futuro de la plantilla

José Vicente de los Mozos, presidente de Renault Nissan en España.
José Vicente de los Mozos, presidente de Renault Nissan en España.

José Vicente de los Mozos, presidente de la Alianza Renault-Nissan en España y director mundial de fabricación y logística de Renault, así como miembro del comité de dirección de la automovilística francesa, enfrenta hasta mayo la difícil tarea de encontrar una solución a la situación de la fábrica de Nissan en Ávila, con un solo camión asignado, sin proyectos de futuro a partir de 2019 y con su continuidad en el aire. Pero también mira por el futuro de las fábricas de Renault en Valladolid y Palencia, a las que han convertido en cinco años “en un polo industrial eficiente y exitoso” cuando estaban en situación de riesgo. Avisa de que los cambios en el sector de la automoción necesitan que “España se mueva rápido” y adopte medidas que apoyen al sector de la automoción en su conjunto.

Pregunta. ¿Qué perspectivas de solución hay para la fábrica de Ávila?

Respuesta. Parece que porque me hayan colocado a mí en el cargo [por la especial vinculación de De los Mozos con el tejido industrial español, donde comenzó su carrera], el tema se va a solucionar, pero no puedo garantizar nada aún. He pedido tres meses para analizar la situación y en eso estamos. Las cosas se podrían haber hecho de otra manera, ya he pedido disculpas a los trabajadores por ello, pero estamos en otra fase.

P. Han hablado de tres soluciones posibles: un motor nuevo para el camión NT400 Cabstar que se fabrica ahora, nuevas asignaciones de fabricación como componentes o el cierre. ¿Cuál es más factible ahora mismo?

R. Cuando tenga claro que es posible implementar una solución y esté validada por la Alianza, comunicaremos lo decidido. Yo voy a hacer todo lo posible por buscar una solución industrial a Ávila pero no descarto ninguna opción.

Lo que sí pedí desde el primer momento que se me asignó esta responsabilidad es poder ofrecer un puesto de trabajo a todos los empleados de Ávila dentro de las fábricas de la Alianza en Castilla y León. Entiendo la alarma social y por eso me comprometí a esto.

P. ¿Cómo afectan a España estos procesos de concentración en el motor a nivel mundial?

R. El mundo está cambiando rápido, no solo por compras, sino por proteccionismo o nuevas tecnologías. Por eso es importante anticiparse a los problemas. Necesitamos un plan integral de apoyo al sector de la automoción y no podemos estar esperando meses. No necesitamos un Renove porque necesitemos incentivos a la compra del coche, sino para ser coherentes con el cambio integral que está produciéndose en la industria del automóvil. España debe estar en cabeza de la introducción de los cambios tecnológicos en la automoción y hoy no lo estamos. Necesitamos avanzar más rápido apoyándonos en sistemas que han funcionado en otros países. Por eso no necesitamos un plan PIVE sino un plan integral para la renovación del parque, nuevos sistemas de movilidad, vehículos cero emisiones, mejorar la competitividad industrial y avanzar en el tema legal para el coche autónomo. Pero ha de ser estable en el tiempo. Si no, no es eficaz.

P. ¿Cómo está evolucionando el tercer plan industrial, que anunció nuevas asignaciones para la planta de Palencia y Valladolid?

R. Muy bien. Somos líderes en venta en el mercado español, hemos hecho récord de producción en las dos plantas y hemos hecho 700 empleos fijos de los 2.000 comprometidos. Tenemos 150 nuevos ingenieros. Somos un referente de cómo hacer las cosas. Hemos transformado tres fábricas en Valladolid y Palencia en un polo industrial eficiente, con parque de proveedores ampliado, acuerdos de formación y centros de investigación. Es una gran diferencia respecto de lo que había.

Ahora seguimos trabajando y estamos ya empezando a diseñar el cuarto plan industrial. El problema sería no tener este futuro en mente, pero mi responsabilidad es tener esta visión de futuro para las fábricas.

P. ¿Qué impacto está teniendo la falta de planes de estímulo y apoyo?

R. Es necesario tener un mercado interno potente para que la producción de coches española siga estable. Es cierto que hemos producido 2,8 millones de vehículos pero no sé si mañana los fabricaremos. El hecho de que el canal de ventas a particulares esté prácticamente plano representa un riesgo para la demanda. Son las alquiladoras y la renovación de las flotas las que sostienen ahora mismo las matriculaciones.

Normas